El papel del presidente de la CNMV, Sebastián Albella, como asesor de la ampliación de capital del Banco Popular -antes de ostentar su actual cargo- puede convertirse en un problema más serio de lo visto hasta la fecha para el abogado que representa al supervisor de los mercados. 

Noticias relacionadas

La defensa de Ángel Ron ha pedido al juez, José Luis Calama, que reclame a Linklaters, despacho de abogados en el que trabajó Albella, documentación concreta sobre el papel que desempeñó el ahora presidente de la CNMV en la ampliación de capital del Banco Popular en 2016. Una operación por la que está siendo investigado Ron, como expresidente del banco, y buena parte de su equipo directivo.

Ron ha solicitado que se oficie al despacho de abogados internacional para que aporte la hoja de encargo profesional y la propuesta de honorarios que mandó al Popular para "el asesoramiento integral" prestado por Linklaters en la ampliación de capital de la entidad. 

En ese trabajo, participó junto con Albella -que era miembro del consejo mundial de Linklaters-, el socio de mercado de capitales de esa firma, Jorge Alegre.

La defensa de Ron también pide al magistrado de la Audiencia Nacional que reclame a la firma de abogados la factura emitida por el encargo y el justificante de su abono, así como "todos los antecedentes, comunicaciones y documentación que fue remitida al citado despacho por el cliente, Banco Popular, para la realización del encargo profesional".

Un papel destacado

Con esto, los abogados de Ron pretenden demostrar que Albella tuvo un papel mucho más destacado del que ha reconocido en público hasta la fecha en la ampliación de capital de la entidad. Ron y otros consejeros de la entidad invirtieron en esa operación unos 500 millones de euros procedentes de su patrimonio personal.

Aquella operación se aprobó con la votación favorable de todo el consejo del Banco Popular a excepción de un consejero, el expresidente de Banco Pastor, José María Arias, que decidió "salvar" su voto. En la ampliación también participaron como bancos aseguradores UBS y Goldman Sachs.

El presidente de la CNMV afirmó en la comisión de investigación parlamentaria sobre la crisis financiera que su intervención en el consejo de administración del Popular del 25 de mayo de 2016 para aprobar la ampliación de capital fue "puntual".

Algo que habría reiterado en varias comunicaciones a medios de comunicación, entre las que destaca una información publicada por EL ESPAÑOL el 26 de junio de 2017 en la que Albella quiso dejar claro que no participó en la toma de decisiones del banco.

Esas afirmaciones del presidente de la CNMV han sido puestas en entredicho por varios de los directivos del banco que han pasado por la Audiencia Nacional para prestar declaración por este caso. 

Tanto el exvicepresidente de la entidad, Roberto Higuera, como el ex consejero delegado del banco, Francisco Gómez, afirmaron ante el juez que el "Sr. Albella" concluyó que el consejo del banco estaba actuando de un modo "informado" al aprobar la polémica ampliación de capital de 2016.

Asesoramiento "integral"

En el escrito presentado en el juzgado por los abogados del expresidente del Popular, Jose Antonio Choclán y Javier Velasco Almendral -letrados que le asistieron en su declaración-, se asegura que "Linklaters prestó un asesoramiento integral en la ampliación de capital de 2016". 

En concreto, ese equipo del que formaba parte Albella se encargó, según el escrito, de preparar el folleto de la ampliación de capital para que fuera examinado después por la CNMV, así como de redactar la nota de valores.

Para ello,"tuvieron acceso a toda la documentación mercantil y contable preparada por los auditores, tanto internos como externos, y en virtud de tal información, emitieron un dictamen vinculante".

Ese dictamen fue el elemento sobre el que, siempre según el escrito, el consejo de administración de la entidad "asentó su decisión de aprobar la ampliación de capital y, sin el cuál, el consejo no habría aprobado por unanimidad la ampliación de capital" que está siendo objeto de la investigación.

Una causa compleja

Ron está siendo investigado en el marco de una causa que pretende esclarecer cómo el banco llegó a una situación de resolución. Por un lado, se investiga, la ampliación de capital que el banco cerró en 2016 para captar 2.505,5 millones de euros y por otro, una supuesta posible manipulación de mercado.

Ángel Ron estaría involucrado en ese primer punto, mientras que su sucesor en el cargo, Emilio Saracho, estaría siendo investigado por el segundo supuesto episodio.

Este escrito llega al juzgado después de que la defensa de Ron reclamase al juez que llame a declarar como testigo a Carlos Balado, exdirector de comunicación del Popular, tras aportar una declaración judicial de este directivo. Una petición que fue adelantada por este periódico y que buscaría centrar la causa en la segunda pieza de la investigación.

Ahora, los abogados de Choclan dan un nuevo paso para apuntar a la responsabilidad del actual presidente de la CNMV en este episodio. Se trata de un movimiento que se produce después de que los grandes fondos de inversión internacionales que están en esta causa hayan iniciado movimientos para lograr nuevas imputaciones en este caso.