El 86% de las sentencias que se dictaron en el caso por la resolución del Banco Popular en el año 2019 falló a favor del inversor, según recoge el primer 'Observatorio de la jurisprudencia de Banco Popular' elaborado por Fieldfisher Jausas.

Noticias relacionadas

El Observatorio analiza de forma estadística las sentencias dictadas por la Sala de lo Civil de las Audiencias Provinciales relacionadas con la suscripción de acciones y otros instrumentos financieros emitidos por la entidad antes y después de la ampliación de capital de mayo de 2016.

Durante 2018 solo se dictaron tres sentencias de Audiencia Provincial, siendo las tres favorables al inversor, mientras que en 2019 se dictaron 142 sentencias de Audiencia Provincial, de las que el 86% dio la razón total o parcialmente al inversor.

De las sentencias a favor del usuario en 2019, el 73% se refiere a compras únicamente en el mercado primario, el 7% a compras en ambos mercados y el 20% a compras únicamente en el mercado secundario.

En las sentencias referidas a compras total o parcialmente antes de la ampliación de capital de mayo de 2016, el 76% es total o parcialmente favorable al inversor, mientras que en las que se refieren a compras posteriores a la ampliación de capital, el porcentaje asciende al 89%.

Criterio unánime

El Observatorio también concluye que existe un criterio unánime de los tribunales respecto a que las compras efectuadas en el mercado primario con ocasión de la ampliación de capital de mayo de 2016 son anuladas por error en el consentimiento.

En cambio, en las compras en el mercado secundario se distingue entre si fueron realizadas antes o después de la ampliación de capital. Si es después de la ampliación de capital, la tendencia de la jurisprudencia es apreciar la acción de responsabilidad por falsedad del folleto, mientras que en las compras anteriores a 2016 se suele decretar la acción de responsabilidad por emitir información patrimonial defectuosa.

En cuanto al avance del año 2020, se han analizado siete sentencias publicadas en el primer trimestre, todas favorables al inversor y con compras antes y después de la ampliación de capital de mayo de 2016.

"Cada vez existen sentencias de mayor cuantía (la más relevante de 4,3 millones de euros) y una tendencia claramente favorable al inversor que permite augurar que nos encontramos ante un nuevo caso Bankia", ha señalado el socio de litigación compleja y bancaria de Fieldfisher Jausas y autor del informe, Jordi Ruiz de Villa.