Nuevo respiro para que el sector bancario dedique todos sus recursos a la financiación de familias y empresas durante la pandemia. El Banco de España ha anunciado que asume su compromiso de aplicar a las entidades bajo su tutela la flexibilidad otorgada para el cumplimiento de las obligaciones en el ámbito de la resolución, en línea con las decisiones de la Junta Única de Resolución (JUR)

Noticias relacionadas

"La situación de emergencia de salud pública creada por la propagación del Covid y las necesarias medidas de contención adoptadas están provocando una grave perturbación para la economía española, que afecta a las empresas y a los hogares", indica el organismo comandado por Pablo Hernández de Cos.

En este contexto, y dentro de la batería de medidas para mitigar su impacto a corto plazo como su persistencia en el tiempo, uno de los objetivos es facilitar que las entidades de crédito continúen prestando apoyo financiero a las empresas y hogares afectados negativamente por esta situación excepcional.

Así, el Banco de España ha comunicado que hace extensiva a todas las entidades el conjunto de medidas anunciadas recientemente por la JUR que tienen como objetivo asegurar que, "mientras perduren las circunstancias excepcionales actuales, las exigencias en el corto plazo de los niveles mínimos de MREL no impidan que las entidades de crédito proporcionen financiación a las empresas y los hogares".

En concreto, el organismo aplicará la discrecionalidad y la flexibilidad que otorga el ordenamiento jurídico en relación con la fijación de los períodos transitorios y de los objetivos intermedios de MREL, que tendrán en cuenta las decisiones de las autoridades supervisoras sobre los requerimientos de capital exigidos a los bancos.