Bankinter da un paso al frente en la crisis del coronavirus y ha decidido ir más allá de la moratoria hipotecaria establecida en el Real Decreto Ley del Gobierno permitiendo una carencia en el pago del capital de la hipoteca a las familias clientes que no puedan acogerse a los requisitos que plantea la citada norma.

Noticias relacionadas

De esta forma, pagarán menos cuota mensual en su hipoteca ya que de dicha cuota se restará la parte correspondiente al capital por un periodo de hasta cuatro meses, lo que puede reducir la cantidad de manera significativa.

Esta carencia en el pago del capital podrá ser prorrogable hasta los 12 meses en aquellos casos en los que sea necesario.

"El banco es consciente de la necesidad de liquidez que pueden tener las economías familiares en un momento de especial dificultad provocado por la epidemia del coronavirus. Por ello, ha decidido esta medida de apoyo financiero", indican desde la entidad.

Los beneficiarios de este aplazamiento en el pago del capital serán aquellas personas que queden en paro como consecuencia de la actual situación, así como las afectadas por un ERTE. También se verán beneficiados aquellos profesionales, autónomos o empleados cuyas actividades estén clausuradas como consecuencia del decreto de medidas urgentes.

Así, no será necesario cumplir con absolutamente todos los requisitos que establece la moratoria del real decreto. Además de los aplicados por Bankinter, quienes quieran optar a esa moratoria deben demostrar que el conjunto de los  ingresos de la unidad familiar no supera en el mes anterior a la solicitud el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).

Además, la cuota hipotecaria más los gastos y suministros debe resultar superior al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar. 

Activados los avales

En lo que se refiere al ámbito empresarial y de trabajadores autónomos, Bankinter ha puesto, asimismo, a su disposición una serie de facilidades dentro de su plan de choque. Desde hoy mismo el banco tiene activada la línea de avales respaldados por el Estado, cuyo primer tramo fue aprobado ayer por el Consejo de Ministros.

Todas las empresas y autónomos clientes que cumplan los requisitos del decreto pueden pedir ya que sus créditos sean cubiertos por estas garantías públicas, con lo que se pondrá en marcha el trámite para este procedimiento. 

Adelanto del pago de las pensiones

Por otro lado, Bankinter ha adelantado a hoy el pago de las pensiones a sus clientes, lo que supone anticipar este abono cinco días, con el fin, igualmente, de contribuir a mejorar la situación financiera de aquellas familias que lo puedan necesitar.

A ello se une lo ya puesto en marcha en facilidades crediticias a empresas, como las carencias en los préstamos para determinados clientes o post-financiación confirming, así como carencia y ampliaciones de plazo en los leasing, tanto para pymes como para autónomos.

Estas medidas se unen a las ya anunciadas el viernes por el banco, entre las que figura la posibilidad de que las empresas puedan destinar los préstamos preautorizados -previstos para el pago de impuestos y seguros sociales- a cualquier otra finalidad. O que las empresas puedan incrementar o bien recolocar los límites no usados de la ‘financiación multilínea’, un producto que permite a aunar en una sola línea de crédito todas las necesidades de financiación.