Bruselas

La Comisión Europea ha lanzado este viernes una investigación formal contra Facebook por posibles abusos monopolísticos en el mercado publicitario. Bruselas sospecha que el gigante estadounidense vulnera las reglas de la UE porque utiliza los datos que extrae de los anunciantes que recurren a su plataforma para luego competir con ventaja contra ellos en el mercado de los anuncios clasificados online.

Noticias relacionadas

La investigación examinará además si Facebook está vinculando de forma ilegal su servicio de anuncios clasificados y compraventa online (Facebook Marketplace) a su red social, lo que supondría también una violación de la normativa comunitaria.

De confirmarse estas conclusiones preliminares, la empresa de Mark Zuckerberg podría enfrentarse a multas de hasta el 10% de su volumen de negocios. Facebook es el último de los gigantes digitales de Estados Unidos expedientado por Bruselas por sus abusos monopolísticos.

"Facebook es utilizado por casi 3.000 millones de personas al mes y casi 7 millones de empresas se anuncian en la plataforma en total. Recoge grandes cantidades de datos sobre las actividades de los usuarios de su red social y más allá, lo que le permite dirigirse a grupos de clientes específicos", ha explicado la vicepresidenta de la Comisión y responsable de Competencia, Margrethe Vestager.

"Vamos a examinar en detalle si estos datos confieren a Facebook una ventaja competitiva indebida, en particular en el mercado de los anuncios clasificados online, en el que la gente compra y vende productos cada día y en el que Facebook también compite contra empresas de las que recoge datos. En la actual economía digital, los datos no deberían usarse de forma que distorsionen la competencia", sostiene Vestager.

Cuando hacen publicidad de sus servicios en Facebook, las empresas que compiten de forma directa con esta red social le proporcionan datos preciosos desde un punto de vista comercial. Bruselas sospecha que la compañía de Zuckerberg utiliza después estos datos para competir contra las mismas empresas que se los han proporcionado.

Esto ocurre en particular con los proveedores de anuncios clasificados en internet, las plataformas en las que numerosos consumidores europeos compran y venden productos. Estos proveedores de anuncios online hacen publicidad de sus servicios en la red social de Facebook. Al mismo tiempo, compiten con Facebook Marketplace, el propio servicio de anuncios del gigante norteamericano.

Tras realizar una investigación preliminar, la Comisión considera que Facebook podría estar distorsionando la competencia en este mercado de servicios de anuncios en internet. En concreto, el gigante de EEUU estaría utilizando los datos obtenidos de sus rivales para ayudar a Facebook Marketplace a suplantarlos

"Facebook podría, por ejemplo, obtener informaciones precisas sobre las preferencias de los usuarios sobre la base de las actividades publicitarias de sus rivales y utilizar después estos datos para adaptar Facebook Marketplace", ha dicho el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

Bruselas examinará además si la manera en que Facebook Marketplace está integrado en la red social constituye una forma de oferta vinculada que le confiere una ventaja para atrapar clientes y expulsar a los servicios de anuncios online rivales.

La autoridad británica de la competencia (CMA) ha lanzado también este viernes su propia investigación sobre el uso que Facebook hace de los datos obtenidos. Los dos procedimientos son independientes, pero la Comisión ha anunciado que colaborará estrechamente con Londres.