Una de las primeras cosas que uno aprende cuando está dentro de la cabina de un tren de alta velocidad es que a más de 350 kilómetros por hora las distancias no son lo que parecen. Un fenómeno que se experimenta en su máxima expresión cuando el tren se adentra en un túnel. En cuestión de segundos, se pasa de ver un punto negro en el horizonte a estar dentro de él.

Con la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril en España nos ha pasado algo parecido. Durante años fue un cambio que todo el mundo tenía en mente. Hoy ya se ha convertido en realidad con el comienzo de operaciones de Ouigo, el primer operador que competirá con Renfe en las vías españolas. Es cierto que en un contexto distinto al esperado por culpa de la pandemia de coronavirus, pero desde el primer día ha generado el impacto que esperaba.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, puso este proceso como su prioridad número uno desde el primer día en el cargo como explicó en su participación en Wake Up, Spain! "La liberalización es una verdadera transformación de calado. La entrada en servicio de Ouigo inaugura una primera fase de esta nueva etapa. Marca un hito en una coyuntura complicada generada por la pandemia, pero que no ha conseguido frenar la entrada de competencia en el transporte de pasajeros por ferrocarril", afirmó.

Para Pardo de Vera, la clave de este proceso más que en la aparición de nuevos operadores está en que, después de años de importantísimas inversiones para dotar a España de la red de alta velocidad ferroviaria más importante de Europa, ha llegado el momento de sacarles el máximo provecho. "Estamos ante un cambio estratégico que va a permitir democratizar el uso de nuestras infraestructuras. La apuesta por la sostenibilidad va a propiciar un trasvase de pasajeros que va a permitir un uso máximo de nuestra red".

El año del ferrocarril

Un gran cambio que llega en el año elegido por la Unión Europea para poner en valor al transporte ferroviario. "Que 2021 sea el año del ferrocarril es una señal de la importancia que va a tener la movilidad verde y digital en su estrategia. La movilidad es un factor transversal al turismo, a los negocios. El año del ferrocarril tiene que dar paso al siglo del ferrocarril. Creemos que en un momento tan sensible y de tantas tensiones el ferrocarril va a ser clave para unir lazos en europa", explicó la presidenta de Adif.

En su visión, Pardo de Vera no entiende al tren como un medio de transporte desconectado del resto. Concibe su posición como una pieza dentro del puzle de la movilidad y defiende que para que funcione esa multimodalidad el papel de Adfi es clave. "Todos los medios de transporte tienen sus espacios. En esta nueva etapa tenemos que acotar bien la posición de cada una de las opciones para estar alineados con los objetivos de desarrollo sostenible que nos hemos marcado".

Unas capacidades que van a verse impulsadas de forma importante gracias a los fondos europeos. "Ahora mismo, Adif tiene asignados 6.000 millones de euros en los presupuestos que tienen su origen en el Plan de Recuperación. Nuestro objetivo es utilizarlos para crear una maya de red que permita compensar las disfunciones que tenemos en algunas infraestructuras congestionadas", explicó.

Además de plantar cara a las ineficiencias existentes, el plan de Adif para los fondos contiene otro de los ejes de toda la estrategia: el impulso de la sostenibilidad. "Además de estos 6.000 millones, tenemos proyectados en nuestro plan estratégico unos objetivos que afectan al suelo que gestionamos, a nuestro autoconsumo o a la capacidad que tenemos de gestionar el excedente de la energía que generamos en nuestra operativa".

La clave de la conectividad

Pero no toda su acción va a estar concentrada en lo que tradicionalmente corresponde al tren. El equipo de Pardo de Vera ha puesto sobre la mesa proyectos que pretenden impactar en otros ámbitos gracias a la posición tan extendida por el territorio español de Adif.

"Hemos presentado una serie de declaraciones de interés a otros ministerios en clave de comunicaciones. En la actualidad, la movilidad está totalmente ligada a la conectividad. No sólo estamos pensando en mejorar esta conectividad, sino que queremos compatibilizar para que, gracias a nuestros activos de fibra, podamos ayudar a extender la red de 5G en aquellos territorios de la España menos poblada donde la conectividad puede aportar un valor diferencial", señaló la presidenta de Adif.

Además de lo más pegado a lo rural Pardo de Vera quiere cambiar el rol que las instalaciones de Adif juegan en las ciudades aprovechando su ubicación estratégica. "Tenemos 1.500 estaciones. Estamos trabajando en un plan que rediseñe estos activos como centro de vida para el viajero pero también para el ciudadano. Las estaciones no sólo pueden ser un sitio para coger un tren. Tenemos que ser capaces de que el ciudadano acceda a estos espacios y a sus entornos de forma mucho menos aspera. Para ello, debemos ofrecer un gran valor añadido dentro de nuestros espacios".

La asignatura pendiente de las mercancías

Así como en materia de alta velocidad España ha conseguido colocarse a la cabeza de Europa, nuestro país cuenta con una importante asignatura pendiente: el peso del ferrocarril en el transporte de mercancías. Un sector liberalizado hace muchos años, pero que no ha sido capaz de ganarle cuota a la carretera como se esperaba.

"El problema de la liberalización del transporte de mercancías fue que se realizó con una visión muy poco integral. Y estamos hablando de un elemento clave de nuestra economía. La logística impacta en toda la actividad del país. Marca fuertemente la competitividad. Tenemos que volver a la carga por las mercancías. Ya estamos en marcha. Nos hemos puesto en contacto con todos los agentes privados para saber qué quieren para hacer esta opción atractiva".

Esos encuentros ya han generado un primer proyecto que ha recibido una muy buena acogida por el sector del transporte. "De esas conversaciones ha surgido el concepto de autopista ferroviaria que ya tiene cierto recorrido en otros países. Es una apuesta por lo multimodal. Simplificando la ecuación se trataría de usar buques en el largo recorrido, el tren en el medio y los vehículos en el corto. Empezaremos este proyecto en ejes tractores como el Barcelona-Valencia o el Algeciras-Madrid-Zaragoza. Ya contamos con interés comercial. Ahora nos toca recuperar la confianza y eso sólo se consigue con solvencia y transparencia", concluyó Pardo de Vera.

Así las cosas, Adif afronta uno de los años más importantes de su historia. Un momento que quedará marcado en los almanaques como aquel en el que el trabajo de muchos años y varias administraciones queda culminado con la apertura de una nueva era para el ferrocarril. Una que, de confirmarse como exitosa, conllevará que gran parte de los objetivos que nos hemos marcado en materia de sostenibilidad, han sido alcanzados.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información