La pandemia de la covid-19 cambió de la noche a la mañana la forma en la que trabajábamos, nos relacionábamos, hacíamos negocios o consumíamos, entre otros muchos aspectos de nuestra vida diaria. Un cambio que afectó a empresas de todos los tamaños, a las que el brote de coronavirus llevó a replantear sus prioridades, sus modelos de negocio y sus preocupaciones. 

Noticias relacionadas

Un escenario que, como recoge el IV Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y las administraciones públicas españolas publicado recientemente por Vodafone, ha convertido la supervivencia en la principal preocupación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) españolas, por delante de la digitalización.

En concreto, un 58% de las pymes afirma que su principal preocupación es sobrevivir, a la que le sigue cómo va a ser la economía una vez que pase la pandemia y su proceso digitalización. En informes anteriores, digitalización y situación económica estaban a la par y probablemente vuelva ser así en cuanto avance el proceso de vacunación y la situación comience a mejorar.  

Y es que supervivencia y digitalización son dos conceptos que están actualmente más ligados que nunca para las pymes. Así lo constata en una entrevista a D+I el director general de Vodafone Business, Daniel Jiménez, quien ve "muy difícil" que una pyme pueda sobrevivir sin digitalizarse en un mundo que ya es 'Phygital', en el que es muy complicado disociar tu identidad física de la digital. 

Jiménez incide en que para que la digitalización se convierta en una prioridad para las pymes en España lo que hace falta es "divulgación" y aboga por crear una cultura de 'ITV Digital', un proceso recurrente y continuo de revisión del grado de digitalización como el que se hace con los vehículos, que ayudaría a la pyme a conocer su situación en comparación con sus homólogos y a acceder a ideas y propuestas de mejora. 

Daniel Jiménez, director general de Vodafone Business

"La divulgación, la cultura del diagnóstico, el concepto de la ITV digital... yo creo que ayudarían a muchísimas pymes que tienen la clara vocación de mejorar su digitalización", incide el director general de Vodafone Business, quien apunta que más del 60% de las pymes quieren mejor su grado de digitalización y dedican presupuesto a ello. 

Además, advierte de que otro de los grandes competidores que tiene la digitalización en España es el Do it yourself, en un escenario en el que hay un exceso de tecnología y en el que es imprescindible contar con el apoyo de alguien que te enseñe a usarla, a explotarla mejor, a ser más eficiente o a elegir lo que mejor te conviene en cada momento. 

Planes del Gobierno

Esta filosofía de apostar por el diagnóstico, el asesoramiento o el contar con los servicios que realmente necesitas está detrás, según destaca Jiménez, del Programa Digital Toolkit (DTK) lanzado por el Gobierno para subvencionar la adquisición de paquetes de digitalización por parte de las pymes y para el que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital publicó recientemente una solicitud de manifestaciones de interés.

En este sentido, el director general de Vodafone Business considera que el Gobierno acierta con las ideas recogidas en el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025, con el que quiere ser un catalizador de este proceso y para el que además está dedicando tiempo a escuchar a los diferentes actores de la industria.

Sin embargo, el reto ahora está en la ejecución de estos planes, ya que es mucho dinero y son muchas pymes a las que se quiere impactar. "Ahora toca ejecutar, coger la concepción de las ideas, darles forma y ejecutar como ejecutamos las empresas", subraya.

"El siguiente paso es cómo pasar de la abstracción de las ideas a la concreción y la ejecución", insiste Jiménez, quien agrega que llega el momento de destilar las ideas y orientarlas a medidas concretas y pragmáticas y resalta que "cuanto antes empecemos, mejor". "Sin prisa, pero sin pausa", apostilla. 

En este sentido, añade que los planes de recuperación suponen un reto inédito para la administración pública y en el que, según Jiménez, todos los que quieran participar tienen que dar "lo mejor de sí mismos", ya que se trata de "un proyecto país" en el que todo el mundo tiene que trabajar al unísono para hacer algo estandarizado y que sea sostenible.

Además, afirma que los fondos que el Gobierno tiene previsto destinar a este fin (casi 5.000 millones de euros para el conjunto del plan, de los que 3.000 millones se destinarán al Programa Digital Toolkit) es una partida "ambiciosa" que llega en un buen momento y debería servir "de sobra" para estimular la digitalización de las pymes. 

Sin embargo, vuelve a insistir en que hay que saber ejecutarla bien, ya que en experiencias anteriores con fondos europeos se ha desaprovechado mucho dinero por muchas razones, como incapacidad de gestionarlos o incapacidad de presentar proyectos. "En este caso, los fondos europeos tenemos que amarrarlos al máximo y poder ejecutar el 100% de los destinados a las pymes", recalca.

Pese a todos estos retos que hay por delante, el director general de Vodafone Business es "optimista". "Yo pienso que lo acabaremos haciendo bien. Tenemos que tener el consenso adecuado, el acuerdo adecuado, y lograr que la gente se sume", remarca Jiménez. 

En este sentido, resalta el papel relevante que juega la administración, ya que si es capaz de ayudar a la divulgación entre las pymes de la importancia de la digitalización, de hacer ver su relevancia y de que todos los jugadores hagan las cosas al mismo tiempo "puede ser un éxito tremendo"

El director general de Vodafone Business resalta que España se juega mucho en este proceso y no puede permitir que otros países aborden mejor este problema de la digitalización de las pymes, que es común a la gran mayoría de los grandes países europeos. "No contemplo la posibilidad de que lo hagamos mal. Solo contemplo la posibilidad de que lo hagamos mejor que los demás, que es a lo que tenemos que aspirar", insiste. 

Manifestación de interés

Para colaborar en este proyecto país en el que debe convertirse la digitalización de las pymes, Vodafone remitió el pasado 7 de mayo, en un consorcio con más de una veintena de empresas, su propuesta a la solicitud de manifestaciones de interés (MDI) lanzada por el Ministerio de Asuntos Económicos relativo a las ayudas económicas para la digitalización de las PYMES y autónomos.

Jiménez detalla que entre las empresas del consorcio se encuentran compañías como Bee digital, Atos, Caser, Fractalia, Dell, Serviform o Billing, lo que constata que está formado por empresas de todos los tamaños, nacionales y multinacionales, y de diferentes sectores.

Asimismo, destaca que en el desarrollo de la propuesta que han presentado a esta consulta pública del Ministerio han contado desde el primer día con el apoyo de ATA y Cepyme, ya que estas asociaciones conocen mejor que nadie las necesidades que tienen sus asociados. 

De esta manera, el consorcio ha puesto a disposición del Gobierno en cada uno de los dos bloques identificados en el MDI, el de empresa facilitadora y el de empresa prestadora, la mejor manera en la que entienden puede "ayudar al Gobierno y a las pymes de España a hacer que esto ocurra".

Jiménez considera acertado el enfoque dado por el Gobierno al papel de las empresas prestadoras, ya que su interés no es ponerse a homologar o definir soluciones de digitalización, sino dar a cada pyme lo que necesita para mejorar su situación y lograr generar más ingresos, ser más eficiente y estar más protegida

Asimismo, resalta que la idea de ir en consorcio responde al hecho de que hoy en día no hay ninguna empresa que pueda hacer algo por sí sola, sino que hay que trabajar en conjunto, ya que todo es más fácil si cada uno aporta lo que mejor sabe hacer. En el caso de Vodafone, destaca aspectos como su capacidad de integración y comercial, su base clientes o su conocimiento tecnológico. 

La propuesta del consorcio también propone que la ayuda a las empresas para acceder al toolkit tengan una duración de 24 meses, ya que consideran que es el tiempo necesario para educar a la gente y que realmente vean el valor que tienen estos servicios para que posteriormente lo contraten.

Papel de los operadores en la digitalización

Por otro lado, Jiménez reivindica el papel que los operadores de telecomunicaciones pueden jugar para la digitalización de las pymes, ya que son grandes conocedores de este mercado por los millones de servicios que operan todos los días para estas compañías y su capacidad para crear nuevos servicios, algo que no es nada sencillo.  

Sin embargo, apunta que para poder ejercer mejor esta función es necesario "racionalizar" el sector, ya que ante las elevadas inversiones presentes y futuras que requieren las redes de nueva generación como el 5G es necesario entrar en "una dinámica de construir valor, no de destruir valor". Por ello, ha apelado al papel del regulador para facilitar este escenario. 

En este sentido, respalda cualquier ayuda que haga que el sector invierta más, ya que a diferencia de otros, el nivel de capex (gastos de capital) que requiere mantener y operar las redes es "altísimo". Así, apunta que cada seis meses tienen que duplicar las capacidades de la red, lo que eleva los costes apara la compañía, un esfuerzo que no siempre se ve, ya que solo se nota el día que ésta no funciona. 

Así, Jiménez incide en que los operadores de red son un "elemento indispensable" sobre el que todo funciona, como se ha visto durante la pandemia de la covid-19. en la que han estado "al pie del cañón" y en el que las redes se han comportado perfectamente.

Por otro lado, Jiménez remarca que desde Vodafone están potenciando la divulgación de casos de emprendedores e ideas de éxito. En este contexto, la próxima semana la compañía ha organizado un evento a nivel europeo que a lo largo de cinco días reunirá a 30 empresarios visionarios para que compartan sus experiencias y ayuden a inspirar a las pymes de toda Europa. "Es algo completamente pionero y que creemos puede aportar en la recuperación de las pymes", incide.