Valencia

Cambios en AlmussafesFord, tal y como avanzó este jueves Invertia, ha adjudicado a la planta valenciana la producción para Europa del nuevo motor híbrido de la multinacional Duratec 2.5. Se trata de un encargo que la factoría reclama desde hace más de un año. Su fabricación comenzará a finales de 2022. La firma también comunicó otra buena noticia: ampliará la capacidad productiva de su fábrica de baterías.

Noticias relacionadas

Pero el anuncio de la compañía vino acompañado de una decisión dolorosa. La fábrica dejará de producir en 2022 uno de los cinco vehículos que ensambla actualmente, el Ford Mondeo. Los movimientos, además, trascienden solo 10 días después del anuncio de un ERE para 630 personas en la planta. La negociación para las salidas comenzará este mismo viernes.

Por lo que respecta al motor, Ford precisó que "a partir de finales de 2022, la planta de motores de Valencia fabricará el motor híbrido Duratec de 2,5 litros para Europa, que se equipa en el Kuga PHEV, así como los modelos Kuga, Galaxy y S-Max Full Hybrid".

"El motor de gasolina de ciclo Atkinson de 2,5 litros es el primero de este tipo que construye Ford en Europa y refuerza la importancia de los vehículos PHEV y totalmente híbridos en la actual y futura gama de vehículos de Ford en Europa", agregó.

Este modelo, que se construye actualmente en la planta de motores de Ford en Chihuahua (México) "se fabricará en Valencia junto con los motores de gasolina EcoBoost de 2,0 y 2,3 litros, cuya demanda sigue siendo fuerte" manifestó la empresa.

5,2 millones para baterías

En cuanto a las baterías, Ford también confirmó "una inversión adicional de 5,2 millones de euros para apoyar el aumento de la capacidad de ensamblaje de baterías en Valencia".

Esta llega "tras una inversión inicial de 24 millones anunciada en enero de 2020, con la puesta en marcha de la instalación en septiembre del año pasado". "La capacidad adicional es necesaria para apoyar el aumento de la demanda en la producción de vehículos electrificados actuales y futuros", destacó la empresa.

Ford Mondeo, modelo que dejará de fabricarse en un año en Almussafes. EE

El fin de la producción del Mondeo se enmarca en "el creciente cambio en las preferencias de los clientes". "Ford dejará de fabricar el Mondeo a finales de marzo del próximo año", precisó, si bien subrayó que "los otros turismos de gran capacidad, crossover y polivalentes de Ford -el Ford Galaxy y el Ford S-Max, ambos de siete plazas-, continuarán en producción, con versiones totalmente híbridas de ambos lanzadas recientemente".

Su continuidad, sin embargo, no está garantizada a partir de 2023, según advirtió el comité de empresa. Tampoco la de la furgoneta Connect, para la que no hubo mención en el comunicado de Ford de este jueves.

Lanzado en 1993, el Mondeo fue "el primer vehículo de Ford considerado como coche 'global', destinado a consolidar una serie de modelos Ford en todo el mundo". "Desde su lanzamiento en Europa, donde sustituyó al Ford Sierra, las ventas del Mondeo han alcanzado unos cinco millones de unidades hasta la fecha", subrayó este jueves la marca.

¿Y habrá sustituto en la planta valenciana para este modelo? La firma no concreta de momento si Almussafes recibirá alguno de los nuevos modelos que prevé lanzar. "La compañía está lanzando nuevos modelos en Europa, como el Mustang Mach-E totalmente eléctrico -que incluye el Mustang Mach-E GT, que llegará a finales de este año- y su primer turismo de gran volumen totalmente eléctrico, que llegará al mercado en 2023", indicó.

Reacciones

La adjudicación del motor híbrido y la ampliación de la planta de baterías -a la espera de conocer su impacto directo en el empleo- suponen un balón de oxígeno para una fábrica que pasa por un mal momento. Además de las consecuencias generales provocadas por la pandemia en el sector, la planta veía con recelo las grandes inversiones sí anunciadas en plantas de Alemania y Turquía para su modernización.

UGT-Ford, el sindicato mayoritario de la fábrica, veía en este encargo un doble beneficio: garantizar la carga de trabajo en la planta de motores y posicionar el conjunto de la factoría como referente para la producción de vehículos híbridos, llamados a acaparar las ventas en los próximos años.

Este jueves, pese a la decisión adoptada con el Ford Mondeo, la organización manifestó que ve "la botella medio llena" por la expectativa de futuro que genera para la planta. Otros sindicatos como STM Intersindical o CCOO también centraron sus mensajes en la parte positiva.