Valencia

Un total de 23 empresas y 5 instituciones componen la alianza empresarial y de administraciones Element Valencia para la construcción de una 'gigafactoría' de baterías de litio en la Comunidad Valenciana. El proyecto prevé una inversión de 2.000 millones de euros, según precisó este miércoles el presidente valenciano, Ximo Puig, en la presentación oficial del mismo.

Noticias relacionadas

La iniciativa consiste en la construcción en la autonomía de "la 'gigafactoría' de baterías del sur de Europa". La idea la desarrolla con sigilo desde hace más de dos años la multinacional valenciana Power Electronics, que aspira a acelerar su desarrollo con el acceso a los fondos de la Comisión Europea para combatir los efectos económicos de la Covid-19.

Colaboran en la misma Ford España, la fabricante de trenes Stadler Valencia o la eléctrica Iberdrola, según revelaron los impulsores. El objetivo es desarrollar productos para abastecer a la industria del automóvil, pero también a la del ferrocarril, la industria náutica e incluso la del hyperloop, que cuenta con un proyecto concreto en Valencia liderado por Zeleros (sociedad participada por Juan Roig, presidente de Mercadona).

Además, entre los 23 impulsores se encuentran las firmas UBE, CEV Technologies, IDOM, Ampere Energy, Nutai, Astondoa, Grupo Segura, Endurance Motive, Fácil Solutions, Grupo Valautomoción, Grupo Gimeno, Inelcom Technology, ITERA Mobility Engineering, HESS, INFAMOL, Mettecno, Torrecid y Witrac.

David Salvo, CEO de Power Electronics, subrayó que este miércoles se hacía "oficial" algo que, "desde la discreción, se ha trabajado desde antes de la pandemia". "Es importante subrayar que no somos una entidad interesada creada para captar fondos. Somos instituciones privadas que ya estaban en la cadena de valor y que tenemos un proyecto de futuro", afirmó en aparente alusión a proyectos similares impulsados de forma más reciente en Cataluña y País Vasco.

Salvo detalló que los aliados de Power Electronics son industrias especializadas en la producción de celdas, nuevos materiales o en inteligencia artificial, y que se trata del proyecto "más ambicioso de Europa" para la producción de baterías de litio.

Está por ver si así lo interpreta el Gobierno de España y lo propone como el prioritario para la captación de los fondos comunitarios. El secretario general de Industria, Raúl Blanco, intervino en la presentación. Presumió de conocer la iniciativa desde hace dos años, si bien advirtió de que el Estado tan solo escogerá "un gran proyecto nacional", sin precisar que vaya a ser el valenciano. La Generalitat Valenciana, por contra, considera que podrían ser varios finalmente.

Ximo Puig, durante su intervención en la presentación del proyecto Element Valencia. EE

La mercantil, en cualquier caso, pretende construir la 'gigafactoría' lleguen o no los fondos europeos. El presupuesto no variará: 2.000 millones, una inversión que supondrá "la creación de 30.000 puestos de trabajo y la aportación al crecimiento del PIB valenciano de 2.500 millones anuales", según estimó Ximo Puig.

El acto de este martes dejó grandes incógnitas por resolver, como las fechas para su desarrollo, el producto específico que generará, el volumen de producción que tendrá o el enclave en el que se ubicará, entre muchas otras.

Sobre el emplazamiento, Almussafes ha ofrecido suelo industrial cerca de Ford. También se barajan opciones más próximas a las instalaciones de Power Electronics en Llíria. Sí parece seguro que, en cualquier caso, será un lugar de la provincia de Valencia para aprovechar la proximidad del mayor puerto de España.

Investigación

Según explicó Power Electronics, en la denominada Alianza Valenciana de Baterías participan también centros de innovación, institutos tecnológicos y universidades con "una larga trayectoria de investigación y producción en torno al sector energético". "Piensa en el corto, medio y largo plazo, y da cabida tanto a la I+D de carácter científico como a la parte más tecnológica en un pool de compañías sin precedentes", señaló Salvo.

En concreto, participan el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), el Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de Valencia (ICMOL) y el Instituto Tecnológico de Química de la Universitat Politécnica de Valencia (ITQ).

Power Electronics se autodefine como el mayor fabricante mundial de sistemas de conversión de energía para almacenamiento energético y el líder en la producción de inversores solares para plantas fotovoltaicas en EEUU, Latinoamérica, Reino Unido y España.

Sus productos están presentes en cerca de 1.300 plantas distribuidas en 35 países. La compañía cerró 2020 con "una cifra de 40GW de potencia AC instalada, que han permitido evitar el vertido de más de 56,3 millones de toneladas de CO2 al medio ambiente".