El año 2020 deja un panorama empresarial desolador con miles de procesos concursales abiertos que en 2021 alcanzarán su punto más álgido. Pequeños comercios, agencias de viajes o bares ya son víctimas de ello; aunque el año pasado esconde algunas subastas extrajudiciales curiosas.

Noticias relacionadas

Entre los activos más destacados que se subastaron en 2020 está la villa de Gerardo Díaz Ferrán, el expresidente de CEOE condenado por la justicia por sus negocios en Viajes Marsans. Ubicada en Torre s’Agaró (Gerona), llegó a alcanzar un precio en subasta de 1,6 millones de euros. 

Detrás de esta subasta está Eactivos.com, empresa de subastas judiciales online de activos en concurso, perteneciente al grupo empresarial Activos Concursales.

“Se ha procedido a su liquidación ahora, aunque el proceso concursal se inició mucho antes”, explica Paula Herrero, directora adjunta de Eactivos.com, quien recuerda que hace años también subastaron el yate de Díaz Ferrán. 

Los clubes de fútbol tampoco se libran. Es el caso del Valencia CF, cuyos paquetes de acciones también han salido a subasta, aunque de manera indirecta. Es decir, a través de empresas ajenas al club que han entrado en concurso de acreedores y sus posesiones, entre las que se encontraban acciones del equipo de fútbol, han salido al mercado. 

Polaris World

Asimismo, la empresa también se encargó de la liquidación de Polaris World tras cuatro años de proceso judicial para su disolución. Se trata de una empresa inmobiliaria, víctima de la crisis del sector en 2008, que llegó a ser un icono en Murcia. Desde noviembre, el portal subasta 400 activos pertenecientes a la empresa. 

Club social el valle golf resort de Polaris World.

El paquete de activos incluye un edificio de oficinas, antigua sede de Polaris World, situado en el parque empresarial Polaris, en Torre-Pacheco (Murcia) o siete locales comerciales en el Club Social en El Valle Golf Resort, en Baños y Mendigo, entre otros.

En plena pandemia, desde Eactivos reconocen que “están saliendo todo tipo de activos en las pujas”, en su mayoría viviendas, edificios, solares, garajes, trasteros, locales comerciales o vehículos. 

Por ejemplo, actualmente se puede encontrar un chalé de lujo tasado en 2,5 millones de euros (en la foto) o una vivienda unifamiliar en Madrid, construida sobre una parcela de 2.522 metros cuadrados, valorada en 3,6 millones de euros. 

A la hora de pujar por un activo solo es necesario registrarse en el portal donde se puede acceder a la documentación de las propiedades, que suelen estar un plazo de 30 días en subasta. Fondos de inversión o particulares son los principales compradores en este tipo de pujas. 

El trabajo de este tipo de empresas se ha incrementado en época de pandemia debido a que la actividad judicial ha recurrido a empresas externas para descongestionar los juzgados y acelerar las subastas extrajudiciales. Todo ello tras la entrada en vigor del Texto Refundido de la Ley Concursal.

Más concursos

Para 2021, desde el portal de subastas vaticinan que aumentará el número de concursos judiciales debido a las prórrogas que se hicieron en marzo y septiembre. “Podrían aumentar hasta un 40%, pero dependerá de si se vuelven a prorrogar o no”, informan. 

Y aquí, las empresas más afectadas serán las turísticas, las que se dedican a la hostelería y los pequeños comercios, es decir, los sectores más perjudicados por las restricciones generadas por la pandemia. 

Así que no se descarta encontrar propiedades como hoteles, agencias, bares, restaurantes o tiendas en próximas subastas. Cabe recordar que Eactivos.com ya ha intervenido en más de 800 procedimientos concursales y 14.000 subastas realizadas en 11 años.