Bruselas

La Unión Europea pide a Estados Unidos una solución negociada para anular todos los aranceles punitivos por la disputa entre Airbus y Boeing. Los dos bloques llevan 16 años enzarzados en una guerra comercial a propósito de las ayudas públicas ilegales que han dado a sus respectivos gigantes aeronáuticos, que en opinión de Bruselas ha entrado en un callejón sin salida. 

Noticias relacionadas

Y es que la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha condenado tanto a la UE como a Washington. El año pasado autorizó a Donald Trump a penalizar a productos europeos por valor de 7.500 millones de dólares (6.400 millones de euros). Y Trump aplicó de inmediato las sanciones, que afectan sobre todo a Reino Unido, Francia, Alemania y España

Con un año de retraso (demasiado tarde, según los europeos), la OMC ha dictaminado que Bruselas puede imponer tarifas a productos norteamericanos por valor de 4.000 millones de dólares (3.400 millones). Aunque el volumen de las sanciones favorece a Estados Unidos, la UE quiere utilizar el fallo como medida de presión para que el Gobierno norteamericano elimine sus aranceles.

"Esta decisión largamente esperada permite a la UE imponer aranceles a los productos americanos que entran en Europa. Yo preferiría no hacerlo. Los aranceles adicionales no son de interés económico para ninguna de las partes, particularmente mientras intentamos recuperarnos de la recesión del Covid-19", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis.

"He estado en contacto con mi homólogo norteamericano, el embajador Lighthizer, y tengo la esperanza de que ahora Estados Unidos elimine los aranceles impuestos a las exportaciones de la UE el año pasado. Eso generaría un impulso positivo tanto desde el punto de vista económico como político y nos ayudaría a encontrar puntos en común en otras áreas clave", sostiene Dombrovskis.

No obstante, la UE mantiene la amenaza de seguir adelante con los aranceles si EEUU no rectifica. "Si esto no ocurre, nos veremos obligados a ejercer nuestros derechos y a imponer tarifas similares. Aunque estamos totalmente preparados para esta posibilidad, lo haríamos de mala gana", ha concluido el comisario de Comercio. 

De momento, la UE ya ha elaborado una lista de productos estadounidenses a los que podría imponer aranceles punitivosLa lista incluye aviones y helicópteros, pero también productos que no tienen nada que ver con la disputa como tractores, consolas de videojuego, tabaco, cítricos, pescado congelado, arándanos o cerezas.