Fin de una era. Secundino Felgueroso abandona Duro Felguera. El cambio se ha hecho oficial este martes con el anuncio de su salida del Consejo Administración, del que hasta ahora era el secretario del Consejo. Le sustituirá Bernardo Gutiérrez de la Roza poniendo fin a una saga familiar que lo fue todo en la compañía asturiana. 

Noticias relacionadas

Felgueroso, que deja Duro Felguera después de 30 años y 25 en el Consejo, era el último representante de una familia con 100 años de historia en diferentes puestos de dirección en la compañía industrial.

Secundino se marcha en un momento crítico para Duro Felguera, a la espera de un rescate estatal parta seguir funcionando y con los sindicatos enfrentados a la dirección del CEO José María Orihuela.

Una coyuntura ante la que Felgueroso ha pedido unidad. En una carta de despedida a la plantilla a la que ha tenido acceso Invertia, el histórico empresario ha llamado a trabajar en una dirección común, "desterrando posiciones críticas que, sin exponer soluciones, solamente perjudican el interés de todos y especialmente reprochable aquellas que en un ejercicio de cobardía, se difunden a través de medios anónimos con el único fin de crear incertidumbre y desánimo".

"Siempre he compartido la frase que dice: crear es muy difícil, criticar es la parte fácil pues el autor puede equivocarse el crítico nunca ya que es incapaz de crear", ha advertido.

Renovación de 2018

En la misiva también ha agradecido al actual equipo gestor. "He de agradecer al Consejo de Administración el trato que siempre me ha dispensado y darle mis ánimos para seguir con sus esfuerzos pues hay líneas de trabajo que apuntan al éxito y que siendo esta una carta a toda la Compañía, por obvios motivos de confidencialidad no puedo desvelar pero si todos apoyáis, podrá alcanzar un éxito que redundará en beneficio de toda la Sociedad".

Respecto de su salida, ha explicado que se trata de un proceso lógico de renovación empezado en 2018. "Creo que no sois ajenos a la renovación que desde finales de 2018 se ha producido en el Consejo de Administración de tal forma que yo era el último de los cargos pendiente de renovar y, simplemente, eso es lo que ha ocurrido". 

"La Sociedad tiene ahora un reto muy importante que exige un esfuerzo común de todos los que formáis parte de Duro Felguera, para conseguir un objetivo que dé estabilidad y a la vez, vuelva a situar a Duro Felguera como empresa señera y eso pasa por la unidad y el trabajo.", ha concluido.

Por su parte, Duro Felguera ha agradecido su labor en el hecho relevante enviado a la CNMV, "expresándole de forma unánime el reconocimiento por su contribución y dedicación a la Sociedad durante tantos años".

El consejo de administración de Duro Felguera ultima su nuevo plan estratégico. Un que prevé que en el año 2025 "la cifra de negocio estimada será de 623 millones de euros con un Ebitda de 48 millones de euros". 

Rescate del Gobierno

Para entonces, ha explicado la presidenta Rosa Aza en una carta enviada recientemente a la plantilla a la que ha tenido acceso Invertia, "habremos repagado todas las ayudas públicas". Y es que la máxima responsable de la compañía explica a sus trabajadores que ese documento ya ha sido remitido a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) junto a la documentación para el rescate. 

La compañía reclama una ampliación de capital suscrita por SEPI de 30 millones y un préstamo participativo por importe de 70 millones de euros. El objetivo es lograr que, en 2023, la compañía tenga "niveles de contratación razonables y estabilidad financiera", lo que permitirá hacer una nueva ampliación de capital y dar entrada a inversores privados por 60 millones de euros.