En tan solo 18 meses la movilidad urbana ha pasado de ser una experiencia piloto a una de las apuestas más decididas de Acciona. Tras convertirse en un gigante en el segmento del motosharig y consolidar su presencia en los patinetes eléctricos, la compañía presidida por José Manuel Entrecanales ha puesto su mirada en un nuevo segmento: las bicicletas eléctricas.

Noticias relacionadas

Según ha podido saber Invertia, Acciona estudia ampliar su oferta de servicios dirigidos a la movilidad urbana entrando en este segmento. Una posibilidad que llevaba un tiempo encima de la mesa pero que la puesta en marcha del Ayuntamiento de Madrid de un proceso de selección de operadores de servicios de bicicletas eléctricas ha acelerado. 

El proyecto del Ayuntamiento de Madrid persigue poner en funcionamiento 4.800 nuevas bicicletas eléctricas en la ciudad. Según el diseño presentado estarán repartidas en dos ámbitos diferenciados: el interior de la M-30 (con un máximo de 2.000 vehículos) y su exterior (2.800).

Con esta iniciativa el número de bicis disponibles totales en Madrid, incluyendo las 2.496 de BiciMAD, triplicará la flota con la que contaba el sistema público de bicicletas al término de 2019. A lo largo de 2020 Madrid contará con una total de 7.764 bicicletas eléctricas.

Desplegadas este mismo verano

Las compañías interesadas en optar a esta licencia contarán con 30 días para presentar su candidatura. Las que consigan hacerse con estas concesiones, deberán comenzar a desplegar su flota a lo largo del verano hasta alcanzar, al menos, el 50% de su flota antes del 1 de septiembre. El resto de vehículos tendrá que estar disponible en la ciudad en el plazo máximo de dos meses. Es decir, hasta el 1 de noviembre de 2020.

La autorización demanial temporal y gratuita se concederá mediante procedimiento de concurrencia pública competitiva hasta el 31 de agosto de 2021. La misma se podrá prorrogar una vez más por seis meses extra, de acuerdo a la evolución de la demanda. El permiso tendrá vigencia desde el día siguiente de la notificación de su otorgamiento.

Las empresas deberán ajustar su ámbito de actuación al sector o sectores territoriales para los que hayan sido autorizados. Del mismo modo, los autorizados tendrán que facilitar al Ayuntamiento de Madrid información en tiempo real sobre la geolocalización de los vehículos, así como el acceso al cuadro de mando que permita evaluar el uso medio de las bicicletas y su actualización.

Varias empresas interesadas

Además de Acciona, el concurso ha despertado el interés de otras compañías. Pese a que, en estos momentos, aún no se han presentado ofertas en firme, desde el sector se señala a los operadores que actualmente cuentan con licencia de patinetes y a las compañías chinas como compañías con más opciones para desplegar flotas de bicicletas eléctricas por Madrid. 

Este segmento de movilidad urbana tiene mayores complejidades que el de los patinetes, sobre todo por un mayor coste de los vehículos y de su mantenimiento. Esta situación hace muy probable que el número de operadores sea sustancialmente más reducido que en su día se puso en marcha en los servicios de patinetes eléctricos.

Una pelea que aún así promete estar disputada. Las últimas decisiones del Ayuntamiento de Madrid anuncian que el papel de la bici y de la micromovilidad va a crecer en la capital de España. En este sentido, ya se ha anunciado la puesta en marcha de más kilómetros bicis que comenzarán de forma provisional y se irán consolidando. Una medida que permitirá proteger más a los usuarios, incentivar este tipo de opción de movilidad y aumentar las opciones de los usuarios para desplazarse por la ciudad.