Sevilla

Si se busca información sobre la ciudad de Sevilla en internet, los resultados están orientados a su turismo, su fútbol o importantes eventos como la Feria de Abril. Mientras la capital andaluza baila por sevillanas en el Real de la Feria, a escasos metros se encuentra un laboratorio que, en silencio, es referente mundial en innovación aeroespacial. Allí es donde Airbus ha hecho de Andalucía la cuna de la innovación por y para el sector.

Noticias relacionadas

Francisco León es experto en robótica y automatización en la planta de Tablada de Airbus Defence and Space y se mueve en su campo como pez en el agua. Lidera un equipo compuesto por 13 personas que, bajo el lema 'We are one', convierte en robots las ideas y necesidades de los trabajadores y de la compañía, de Sevilla al mundo.

El ‘león’ de Airbus recibe a Invertia en la planta de Tablada, la segunda en la provincia de Sevilla y donde se ubica el departamento de innovación. Se trata de un espacio transversal que da soporte al resto de plantas de Airbus Defence and Space a nivel mundial convirtiéndose en una fábrica multiprograma y multiproducto.

El objetivo es claro: convertir ideas en una realidad con la ayuda de un equipo ‘made in Airbus’ e ingeniería auxiliar. Su nacimiento se remonta a 2012 cuando la compañía se marcó como meta acercar la innovación al taller a través del denominado ‘ecosistema de innovación’. “Desde un operario hasta una limpiadora, todos participan en el proceso de retroalimentación de ideas”, explica.

Trabajamos para hacer realidad casos fantasiosos, a ver qué pasa”, confiesa León. Esas fantasías pasan por distintos ejes fundamentales: productividad, conectividad, seguridad y sostenibilidad. “Las ideas sin innovación no se pueden materializar”, resalta Francisco León consciente de la importancia de la financiación europea para sacar adelante los proyectos.

Francisco León junto a uno de los robots de Tablada

Con estos valores como pilares, la máquina empieza a funcionar. El proceso es sencillo: de una necesidad o posible mejora surge una idea que pasa a proyecto para ver si es factible y un caso de negocio en potencia. Si la marcha continúa, es en este momento cuando Francisco León sale al campo a jugar.

Uno de los robots industriales presentes en Tablada, según explica León, surge para hacer el fresado de la cabeza de cierre de los remaches. “Con la propia fuerza del operario, había que empujar, hacer un movimiento determinado y aguantarlo para que no se moviera”, expone.

Es un trabajo que nadie quería hacer y que, al hacer un movimiento antiergonómico, producía un trastorno en la musculatura y teníamos bajas laborales”, recuerda León hablando de episodios que ya quedaron en el pasado gracias a la creación de un robot para la ejecución de ese determinado trabajo.

Además de desempeñar este tipo de labores, Airbus desarrolla también robots colaborativos que pasan a ser un compañero más de trabajo en la planta. “Los dotamos de memoria con inteligencia artificial para que se conviertan en sistemas flexibles que sean capaces de llegar a todo con órdenes de los trabajadores”, incide el ‘innovador’ de Airbus Tablada.

De las clases a la empresa: continua actualización

La clave para que todo encaje, apunta León, es la continua actualización. “Necesitamos aire fresco permanentemente”, una cualidad que se encuentra en las aulas, de ahí la estrecha colaboración entre Airbus y la comunidad universitaria. Con vínculos importantes entre las universidades de Cádiz y Sevilla, provincias andaluzas con centros de Airbus, la compañía busca retroalimentarse.

En este sentido, la creación de nuevos referentes en el sistema educativo toma un papel fundamental, especialmente entre el público femenino. Así lo muestra el programa de mentoring que, con el apoyo de Airbus, busca atraer a las ingenieras del mañana con los avances de la industria del presente.

Aquí todos nos retroalimentamos: las empresas, el sector en sí o los futuros graduados que participan en situaciones reales que cubren necesidades de la industria aeroespacial”, resalta el experto que también pone el valor el talento saliente de las universidades andaluzas. “Se tiene que poner en valor lo que se hace en Andalucía”, certifica.

Referencia mundial ‘made in Seville’

A la hora de dar un titular, los números no mienten. El centro de Tablada es un referente a nivel andaluz, español y mundial. “Somos líderes en número de patentes, referentes en aeronáutica, en proyectos de I+d+i y en organismos públicos de investigación”, un estatus fruto de la idea de proyecto global y de la colaboración con empresas de otros sectores.

Departamento de innovación de la planta de Tablada en Sevilla de Airbus

La primera posición que Airbus lidera pasa también por la seguridad, la sostenibilidad y “el aprendizaje tras los errores”. Estos ingredientes han hecho de Sevilla la única ciudad española con una línea de montaje final en la fabricación de aviones, una insignia que solo se realiza en diez países del mundo.

Igualmente, ante la situación climática global, desde el laboratorio sevillano de innovación también se impulsa la sostenibilidad con cambios que hacen la diferencia. Entre ellos, minimizar el consumo de elementos cuyas partes terminan desechándose o evitar generar residuos mediante el uso de materias aprovechables y con más vida útil.

De aviones a respiradores contra el Covid-19

Preguntado por el impacto del coronavirus en la industria aeroespacial, la respuesta de León es firme: “un shock para todos”. “Pese a ello, no nos hemos paralizado: la sociedad tenía problemas y le hemos dado soporte desde Sevilla”, habla el experto desde la planta donde se ha coordinado la ayuda desinteresada de Airbus con la fabricación de material sanitario a través de impresoras 3D.

A pleno rendimiento han estado las máquinas de la compañía y la de los propios trabajadores durante el estado de alarma. Centrándose en la producción de viseras para niños y adultos y en la fabricación de respiradores propios, los centros andaluces de Airbus han enviado partidas tres veces por semana a la sanidad andaluza sin esperar nada a cambio.

Hemos creado una infraestructura de la nada”, dice con añoranza el ‘león’ del gigante aeroespacial, un proyecto que como el laboratorio se ha adaptado a la realidad y, en su línea, busca convertir ideas en realidad.