El rey Felipe VI ha defendido el "diálogo social" y el apoyo a la "iniciativa privada" como dos elementos clave para impulsar la recuperación de la economía española y la "necesaria modernización de nuestro tejido productivo".

Durante su discurso para clausurar el foro Empresas españolas liderando el futuro, que durante 10 días ha reunido en la CEOE a los líderes empresariales más importantes de España, el monarca ha defendido el papel de empresarios y sindicatos en un momento en el que desde algunos sectores del Gobierno se ha menoscabado el diálogo social.

Felipe VI ha recordado que nos enfrentamos a una crisis "severa y global" y ha insistido en la necesidad de abordar su respuesta "con una perspectiva europea y con visión de corto, de medio y también de largo plazo".

En ese sentido, ha demostrado compartir muchos de los mensajes e ideas que se han ido poniendo sobre la mesa en este foro sobre las recetas para abordar la recuperación. Mensajes, ha dicho, "orientados a apoyar con decisión la exportación y la inversión extranjera, a intensificar y potenciar estratégicamente la I+D+i como motor de competitividad, y a apostar seria y profundamente por el capital humano a partir de la formación, centrándose tanto en las nuevas competencias tecnológicas y digitales, como en las habilidades sociales y humanas".

El Rey ha clausurado una cumbre en la que el mundo de la empresa ha reiterado su apoyo a la Corona en numerosas intervenciones. Lo ha hecho arropado por la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño y en presencia del presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y del presidente de Inditex, Pablo Isla, que será el líder del Ibex 35 encargado de presentar en la Asamblea de la CEOE de este jueves las conclusiones de este foro histórico.

En los últimos meses, Garamendi ha venido defendiendo en público que para abordar la recuperación económica es imprescindible mantener el orden constitucional monárquico que ha traído a España la mayor prosperidad económica de su historia reciente. Un mensaje que ha reiterado este miércoles en su discurso de clausura del foro.

Felipe VI ha mostrado su agradecimiento a los empresarios, en nombre de toda la sociedad española. Ha enfatizado el "compromiso" social de las empresas durante esta crisis, en la que los empresarios han demostrado tener "responsabilidad" y "solidaridad", en palabras del monarca.

"Estoy seguro de que la sociedad española valora vuestros mensajes encaminados a propiciar una recuperación en todos los ámbitos que ayude a la iniciativa privada y que contribuya al fortalecimiento de la actividad económica en la tarea de volver a la senda del crecimiento y la prosperidad", ha subrayado Felipe VI.

El rey ha recordado que esta crisis tuvo un origen sanitario y que es necesario "seguir extremando todas las precauciones". Pero ha advertido que el covid-19 "muestra claramente y con dureza los efectos de fondo y más duraderos sobre nuestra vida como sociedad: sobre la economía, el tejido productivo, el empleo y sobre sectores de actividad y ámbitos sociales especialmente vulnerables".

"Más de un centenar de empresarios de los distintos ámbitos de actividad habéis analizado cómo una pandemia sin precedentes en nuestra historia reciente ha amenazado un tejido empresarial que, con tanto esfuerzo, con tanto esmero y dedicación, habéis ayudado a construir o a sostener, junto a quienes os precedieron en la tarea de crear riqueza y empleo en España", ha señalado el Rey.

Entre los sectores que ha señalado como esenciales para España figuran "todos" los que han participado "sin excepción –del turismo al automóvil y del transporte a la construcción y la energía, pasando por el sector agroalimentario, las finanzas, el comercio o las infraestructuras (y sin olvidar a nadie)–".

El monarca ha recordado que "nos jugamos mucho" en la salida de esta crisis, que los empresarios son una "herramienta" para generar riqueza y ha pedido "unidad" para abordar los retos que afronta España. 

Algo en lo que ha coincidido con el presidente de la patronal. En la clausura, Garamendi ha insistido en que esta cumbre ha sido ejemplo de "unidad, tolerancia, sosiego". Adjetivos significativos en un momento de alta crispación social y política.

Garamendi ha anunciado que la CEOE pondrá en marcha una oficina para ayudar y entregar al Gobierno propuestas para abordar la salida de esta crisis y analizar los posibles destinos de las ayudas que España reciba desde la Unión Europea.