La agencia de calificación Standard & Poor’s ha anunciado que mantiene la calificación crediticia corporativa a largo BBB y a corto plazo A-2a de ACS y a su filial alemana Hochtief. Los argumentos destacados por esta agencia de calificación para mantener el rating reconocen a ACS como "una de las empresas de construcción internacionales más grandes del mundo, que debería resistir la recesión en 2020 como resultado de COVID-19".

Noticias relacionadas

S&P pronostica en su valoración una "disminución de los ingresos de entre el 10% y el 15% en 2020, lo que llevará a que la generación de caja por operaciones (FFO) caiga durante 2020 y luego se recupere".

Así, la perspectiva estable refleja que la recuperación progresiva del entorno macroeconómico en la segunda parte de 2020 y en 2021 debería "mantener la ratio de FFO sobre deuda de ACS cómodamente por encima del 30% en 2021, lo cual es acorde con las calificaciones actuales" señala la agencia.

Del mismo modo señala que "la sólida cartera de pedidos del grupo, la amplia diversidad geográfica y las perspectivas positivas para la construcción de infraestructura civil deberían respaldar el desempeño operativo de ACS, y brindarle soporte durante la crisis actual" según Standard & Poor’s.

Además, la agencia de calificación considera en su valoración que el "compromiso de ACS de mantener una política financiera conservadora es positivo para la perspectiva de sus calificaciones".