Renfe ha pospuesto la entrada en funcionamiento de Avlo, el nuevo servicio de alta velocidad de bajo coste, que estaba prevista para el próximo 6 de abril debido a la crisis causada por el coronavirus. La nueva fecha de lanzamiento del servicio low cost no se ha fijado y se elegirá en función de la evolución de la situación.

Noticias relacionadas

Por este motivo, la compañía devolverá el importe de los billetes a todos los viajeros, y los billetes adquiridos a 5 euros durante la oferta promocional serán cambiados por otros para utilizarlos cuando se ponga en marcha el servicio.

Esta medida se enmarca en el nuevo plan de transporte de la compañía por el que se anulará toda su oferta actual de trenes comerciales AVE y Larga Distancia, así como Media Distancia y Avant, y se sustituirá por otra oferta que se ajuste a la aplicación de la normativa contemplada en el decreto de estado de alarma aprobado ayer por el Consejo de Ministros.

Este nuevo plan de transporte con restricción de la oferta tendrá una duración inicial coincidente con el periodo de estado de alarma. Renfe devolverá íntegramente el importe de los billetes a todos los viajeros que tuvieran previsto viajar en esos días, y pondrá a la venta las plazas del nuevo plan de transporte establecido en función de las reducciones decretadas por el Ejecutivo.

El nuevo plan de transporte asegurará la existencia de servicios en todas las relaciones existentes actualmente para permitir la movilidad dentro de las causas contempladas por el Gobierno.

Reducción del 50% de circulaciones

La implantación del nuevo plan de transportes significa que los servicios AVE, Larga Distancia, Media Distancia y Avant se verán restringidos en un 50% a partir de las 00:00 horas del próximo miércoles, 18 de marzo. En aplicación de la instrucción del Gobierno para procurar la máxima separación posible entre los viajeros en los trenes en los que se vende una plaza sentada, Renfe limitará la oferta de plazas disponibles para cada tren en función de la configuración y tipología de cada unidad.

Renfe adapta así su oferta, durante al menos los próximos 15 días, en el marco del estado de alarma decretado ayer por el Consejo de Ministros por la epidemia de coronavirus, que obliga a una situación excepcional de reducción de la movilidad y la aplicación de medidas sanitarias.

Asimismo, en línea con las medidas ya anunciadas en España del cierre de bares y restaurantes, y en consonancia con otras medidas que tratan de reducir el riesgo de contagio, Renfe ha tomado la decisión de suspender temporalmente en todos sus trenes los servicios de cafetería, bar móvil, restauración a bordo, distribución de prensa y auriculares. También permanecerán cerradas todas las salas club de las estaciones.

Igualmente, Renfe ha habilitado un nuevo número de teléfono de información específica (918 314 520), que estará disponible a partir del lunes 16 de marzo.