Las grandes empresas empiezan a mover ficha para proteger a sus trabajadores del avance del coronavirus. Algunas están priorizando la salvaguarda de los departamentos más vulnerables como Mapfre, que ha tomado la medida de separar a la plantilla de su centro de tramitación de reparables de Madrid en dos edificios distintos.

Noticias relacionadas

De esta forma, a partir del próximo lunes los 360 empleados que forman parte de este departamento destinado al soporte de seguros de hogar en España y único de la empresa en España ha tomado la decisión de mandar a 180 de sus trabajadores a las oficinas que Mapfre tiene en El Plantío, ubicado en Majadahonda. El resto se mantendrán en las oficinas actuales ubicadas en el distrito de Fuencarral.

Decisión que fuentes oficiales de Mapfre justifican alegando que “está dentro del plan de continuidad” que busca “garantizar que el servicio y la atención al cliente continúe” en caso de contagio de un mismo departamento. 

En este caso, y dado el tipo de trabajo, la compañía ha rechazado implantar el teletrabajo que sí se aplica en otros países como Italia y China, con más casos de contagios y muertes que en España. La aseguradora también está tomando otras medidas como evitar viajes a determinadas zonas o reducir eventos multitudinarios en línea como lo están haciendo otras empresas.

BBVA, EY...

La actuación de Mapfre no es única en el mundo empresarial. Desde este jueves, BBVA que va a desdoblar su sala de tesorería y separar a sus trabajadores para evitar que un contagio ponga en riesgo un área vital para la entidad. Se trata de un espacio en el que, según la web del banco, trabajan cerca de 400 personas que atienden a diario 9.000 operaciones financieras.

Por otro lado, EY (Ernst & Youg) se ha convertido en la primera empresa en España que enviar a toda su plantilla a trabajar a casa por riesgo de contagio de coronavirus. La consultora ha confirmado que ha activado la Fase 2 de su Protocolo de Prevención tras identificar un caso positivo de coronavirus en su sede de Madrid.