El Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-Ley para suprimir el Artículo 52 D del Estatuto de los Trabajadores que permite el despido objetivo ante una acumulación de bajas médicas encadenadas aunque estén justificadas. 

Noticias relacionadas

Una vez el RDL se publique este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) entrará en vigor y esta posibilidad de despido objetivo desaparecerá del ordenamiento español, por lo que si se quiere despedir a un trabajador en estas circunstancias tendrá que hacerlo de forma improcedente y asumiendo los costes y ruptura de cláusulas correspondientes. 

Desde que tomara posesión del cargo, este ha sido uno de los principales objetivos de la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sobre todo una vez que el artículo fuera avalado por el Tribunal Constitucional. Con todo, se ha retrasado unas semanas debido a cuestiones relacionadas con procesos administrativos, según indican desde el departamento. Eso sí, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha aclarado que no será retroactiva, por lo que los despidos por esta causa hasta hoy no podrán recurrirse. 

“No vamos a relegislar, sino a derogar un precepto que era una anomalía en la legislación laboral”, explicó la semana pasada Díaz. “Es es un claro ejemplo de desmontaje basado en la derogación” que servirá como “ejemplo para la reforma laboral”.

Además, recordó que la derogación de esta fórmula de despido procedente obedece a que, además, “es una vulneración de derechos fundamentales” que no se da en ningún otro estado miembro.

Quejas de las patronales

Respecto a las quejas de algunas patronales al respecto, ha manifestado “un respeto absoluto para cualquier opinión, pero este ministerio no va a desarrollar ninguna política que vaya en contra de los derechos fundamentales".

Cabe recordar que tras este cambio legislativo, no podrá haber ningún despido procedente por acumulación de bajas médicas o de cualquier otro tipo justificadas. Así se retira cualquier tipo de asidero legal y la empresa, en tal caso, tendrá que acudir al despido improcedente o disciplinario.

Por otro lado, durante la rueda de prensa, Díaz se ha defendido de aquellos que han acusado a Trabajo de excluir a las patronales agrarias de sus cumbres con el sector del campo el pasado viernes, cuando el encuentro fue solo con los sindicatos.

"No se ha excluido a nadie. Simplemente hemos valorado hacer dos reuniones porque nos parecía que tienen abordajes diferentes. No hay exclusión ni falta de diálogo", ha aclarado la responsable gallega.