La marea de labores y deberes autoimpuestos que tiene por delante la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, parece inabarcable: van desde la revisión de los subsidios para su mejora hasta la elaboración de un nuevo estatuto de los trabajadores. En el campo más inmediato surge la supresión de la reforma laboral, para la que la ministra ya tendría la fórmula legal.

Noticias relacionadas

Será la misma con la que se va a derogar el punto D del artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, que es el que permite el despido objetivo por bajas o faltas justificadas. En este caso, “no vamos a relegislar, sino a derogar un precepto que era una anomalía en la legislación laboral”, ha explicado este jueves Díaz. “Es es un claro ejemplo de desmontaje basado en la derogación” que servirá como “ejemplo para la reforma laboral”.

En cualquier caso, también ha recordado que la derogación de esta fórmula de despido procedente obedece a que, además, “es una vulneración de derechos fundamentales” que no se da en ningún otro estado miembro.

Próximo Consejo de Ministros

La ministra ha informado de que la supresión de este despido se ejecutará a través del correspondiente real decreto-ley que se aprobará en el próximo Consejo de Ministros, que se celebrará el martes.

Respecto a las quejas de algunas patronales al respecto, ha manifestado “un respeto absoluto para cualquier opinión, peor este ministerio no va a desarrollar ninguna política que vaya en contra de los derechos fundamentales.

Cabe recordar que tras este cambio legislativo, no podrá haber ningún despido procedente por acumulación de bajas médicas o de cualquier otro tipo justificadas. Así se retira cualquier tipo de asidero legal y la empresa, en tal caso, tendrá que acudir al despido improcedente o disciplinario.

Pilar social

Díaz ha aclarado estas cuestiones atendiendo a los periodistas tras su reunión con el presidente de la Confederación Española de Economía Social (CEPES), Joaquín Pérez Rey, y ha manifestado que la economía social será, precisamente un “eje de trabajo” de su ministerio.

Maravillas Espín, directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas, ha anunciado que en el encuentro se han alcanzado algunos acuerdos entre los que figura “el impulso del Consejo de Fomento de la Economía Social, que va a salir en breve, como espacio donde tiene que ubicarse el Diálogo Social con el tercer sector”.

Además, ha apostado por reforzar el registro de cooperativas, consolidarlas en todos los sectores, modernizarlas y facilitar su acceso a los mercados internacionales.