El Mobile World Congress pende de un hilo. Amazon, el gigante estadounidense del comercio electrónico ha confirmado a EL ESPAÑOL que no asistirá a la gran cita de la tecnología móvil que comenzará el 24 de febrero en Barcelona, por el riesgo de contagio de coronavirus.

Noticias relacionadas

“Debido al brote y las continuas preocupaciones en torno al nuevo coronavirus, Amazon se retirará de exhibir y participar en el Mobile World Congress 2020, programado del 24 al 27 de febrero en Barcelona, España”, han explicado fuentes de la compañía a este periódico.

Las informaciones confirmadas por EL ESPAÑOL indican que la compañía ya ha notificando la decisión a sus partners y socios comerciales, que afectará a las presentaciones de otras empresas durante el Mobile.

De esta manera, la compañía se convertirá en la segunda gran corporación estadounidense que se baja del certamen en menos de 24 horas, tras el anuncio de Nvidia el sábado. El gigante de la inteligencia artificial con sede en Sillicon Valley anunció que no asistiría para no exponer a sus empleados a riesgos innecesarios ante el brote de coronavirus.

Cascada de bajas

El viernes pasado, la sueca Ericsson renunció a asistir por el mismo motivo y el martes lo hizo LG. De esta manera, en estos momentos el Mobile se realizará sin uno de los mayores fabricantes de móviles (LG), uno de los grandes proveedores de red (Ericsson), uno de los grandes de la inteligencia artificial (Nvidia) y la mayor empresa de comercio electrónico (Amazon).

Adicionalmente HP indicó la semana pasada que no asistiría aunque desligó su decisión del coronavirus y ZTE suspendió su principal evento de prensa. Las últimas bajas están asestando un duro golpe a la organización -la GSMA- que sigue insistiendo en que el riesgo está controlado y una Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona que dicen que ya se han tomado todas las medidas necesarias.

En estos momentos, todas las empresas que tienen pensado asistir al Mobile valoran borrarse del evento ante el riesgo del coronavirus y la organización teme que se produzca un efecto en cadena de bajas que podría dejar herido de muerte el evento.

De hecho, ya hay una corriente de empresas que se están planteando seriamente pedir la suspensión del evento ante la oleada de cancelaciones y la falta de garantías de seguridad sanitaria de los organizadores.

Edición 2019

El Mobile World Congress de Barcelona recibió en 2019 unos 109.000 asistentes de los cuales al menos un 6% (más de seis mil personas) fueron de nacionalidad china. Una cifra que al menos se duplicaría ya que de los 13.600 empleos temporales que genera el evento, al menos la mitad, son personas que vienen de China y que realizan el montaje de las instalaciones y los stand.

Estos operarios llegarán a Barcelona la próxima semana para comenzar a montar todo el aparato logístico del Mobile, que en principio se desarrollará entre el 24 y el 27 de febrero. Del mismo modo, buena parte de la representación asiática corre por parte de multinacionales chinas como Huawei, ZTE o Xiaomi, grandes fabricantes que recurren a plantilla de su matriz para engrosar sus representaciones en el Mobile.

Shenzhen Goodix Technology, Huawei y ZTE tienen sus sedes en la provincia de Guangdong donde hasta la fecha se han detectado más de 800 casos de coronavirus. Las tres tienen reservados importantes espacios en el MWC, aunque la segunda canceló su participación en eventos de prensa por el impacto del virus.

Las últimas informaciones médicas indican que el contacto se puede producir estando a menos de un metro de distancia de un infectado y por darse las manos, entre otras cosas, lo que convierte al Mobile en un evento de riesgo si es que se llegase a producir el más mínimo brote.