La Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) ha denunciado el aumento de la presentación de documentaciones falsas o alteradas por parte de inquilinos para engañar a los propietarios en relación a su situación laboral y financiera.

Noticias relacionadas

La ANA ha detectado que esta práctica ocurre en alrededor del 10% de las documentaciones que le llegan para acreditar la solvencia de los inquilinos de las viviendas que gestiona.

El método utilizado consiste en entregar documentación retocada o alterada, según ha indicado la ANA en una nota remitida a los medios. Sobre todo, ha indicado, "las nóminas que se presentan en algunas ocasiones, con datos cambiados para acreditar mayores ingresos o para acreditar trabajos que ya no se tienen".

Estos tramposos utilizan sencillos programas informáticos con los cuales es posible crear una nómina o hacer un duplicado de ella, variando el contenido de los datos. En este sentido, la Agencia ha aconsejado que "los documentos que se deben exigir a los inquilinos no se deben circunscribir sólo a la presentación de las nóminas".

Para mayor seguridad del inquilino, la Agencia ha apuntado que debe exigir otros documentos como declaraciones de rentas y contratos de trabajos, que son más difícil de alterar, con el fin de que esos tres documentos se puedan analizar conjuntamente de forma íntegra para detectar posibles alteraciones en los documentos presentados.

Por último, a ello habría que añadir una comprobación de las personas interesadas en el alquiler de las viviendas en el principal registro de impagos de personas físicas, que es el ASNEF.

Más seguridad es mayor oferta

El director general de la Agencia Negociadora del Alquiler, José Ramón Zurdo, ha afirmado que la situación del mercado del alquiler “se está deteriorando cada vez más". "Estamos frente a un mercado asfixiado por la falta de oferta, en gran medida debido a políticas intervencionistas que penalizan y que prevén penalizar aún más a los propietarios particulares de viviendas y empresas destinadas al alquiler”, ha ahondado.

“La clave, ha subrayado José Ramón Zurdo, está en que el propietario pueda recuperar rápidamente su vivienda si se produce un impago". En ese sentido, el director general de la compañía ha señalado que "si se toman medidas en esa línea, miles de viviendas saldrán al mercado para incrementar la oferta”.

“Esta falta de oferta provoca, según Zurdo, una escalada de precios donde muchos inquilinos o quedan fuera del alquiler o su esfuerzo financiero traspasa el máximo riesgo que una familia debe asumir, es decir, por encima del 30% o 35% de los ingresos destinados a la renta de alquiler”.

Para José Ramón Zurdo, “el nuevo Gobierno debe apostar por incentivar el mercado, mimando la oferta y alentando a que los nuevos propietarios destinen sus viviendas vacías al alquiler, apostando por políticas púbicas que doten de mayor seguridad jurídica a las personas y empresas que destinen sus inmuebles al alquiler".

Al mismo tiempo, el director general de la Ana ha apuntado que "es clave apostar por la colaboración público-privada en la construcción de nuevas viviendas destinadas al alquiler, ampliando de esta forma la oferta – parque de alquiler -, que incidirá directamente en una moderación de los precios".