Tres años después de la fusión entre Siemens y Gamesa, la germanización de la empresa de aerogeneradores que cotiza en el Ibex 35 es cada vez más clara. Pese a la reciente victoria judicial de Iberdrola frente a Siemens Gamesa por la gestión de la compañía, el peso en la toma de decisiones de los altos directivos de la empresa española se ha visto diluido en las últimas semanas con salidas forzadas.

Noticias relacionadas

De manera discreta, varios ejecutivos procedentes de Gamesa han abandonado la compañía sin que se descarten nuevos ceses. La marcha del último de ellos, Ramesh Kymal, ha sido comunicada esta misma semana, tras conocerse el contenido de la sentencia que limita los poderes de Markus Tacke y refuerza el poder de la eléctrica española en la empresa de energía renovable.

Kymal era el CEO de Gamesa India desde hace una década y será sustituido por un ejecutivo procedente de Siemens, según fuentes conocedoras de los movimientos.

Su salida se suma a la del ya exdirector de compras, Wim Geldhof, y a la del hasta ahora director de seguridad, Iñaki Berriozabal. Ambos acumulaban 15 años en Gamesa. Curiosamente Geldhof era el responsable de negociar duro como proveedor con Siemens.

Son marchas que se suman a otras que se han ido produciendo en el último trienio. Sonada fue la del consejero delegado, Ignacio Martín, pero también han abandonado el grupo los que fueron CEO de onshore, Ricardo Chocarro y Xabier Etxeberría, o el secretario general, Andoni Cortajarena.

Tras ese goteo de deserciones, tan solo queda un miembro en la empresa actual del antiguo comité de dirección. Se trata de David Mesonero, CFO de la compañía y ejecutivo que ha sido clave en el éxito de la acción de Siemens Gamesa en Bolsa en el último año.

El director financiero es la cabeza visible de bancos, analistas e inversores, claves para el desarrollo de los proyectos de la compañía. En especial, ahora que Siemens tiene sobre la mesa sacar a Bolsa su filial de renovables.

El poder de Tacke

Con esa excepción, el peso de los gestores traídos por los alemanes a la cúpula del grupo es ya prácticamente total con Markus Tacke como consejero delegado, Mark Albenze, como CEO de Servicios y Andreas Nauen, CEO de onshore. También figura Alfonso Faubel, que se incorporó a la compañía en julio de 2019, con Tacke ya como presidente, y es CEO de la unidad de negocio onshore.

En ese equipo también tiene gran peso el secretario general procedente de Siemens, Jürgen Bartl.

Con el frente judicial abierto, sobre esta otra batalla en los nombramientos de los gestores de Siemens Gamesa, Iberdrola prefiere guardar silencio para no complicar aún más las tensa relación con su socio germano. Preguntada sobre este asunto, la compañía de aerogeneradores tampoco ha querido comentar las salidas.

Tres años de fusión

En 2017, Iberdrola y Siemens acordaron fusionar Gamesa con los activos renovables de Siemens en una operación que se saldó con un reparto de control por el cual la empresa que preside Ignacio Galán mantendría el 8% y la alemana el 59% restante. Pero en esa operación se incluyó un pacto para la gestión de la firma de aerogeneradores que ha desembocado en una batalla judicial con dos frentes abiertos.

Uno de ellos se abrió cuando Iberdrola interpuso una demanda contra la decisión de Siemens Gamesa de fijar umbrales económicos para que ciertos proyectos necesitaran el visto bueno del consejo. Y el Juzgado de lo Mercantil de Bilbao acaba de dictar sentencia favorable a la eléctrica al estimar parcialmente su demanda, pero darle la razón en el fondo del asunto.

Iberdrola impugnó un acuerdo que fijaba unos umbrales económicos que la empresa entendía que eran muy elevados para la aprobación de proyectos y operaciones por parte del consejo de administración de la compañía. 

Se trata de umbrales para los proyectos offshore, onshore y servicios, claves de la actividad de la compañía. La sentencia, que puede ser recurrida, elimina esos umbrales.

Iberdrola cuenta con un representante en el consejo de Siemens Gamesa. Se trata de Pedro Azagra, que también es miembro de la comisión de Nombramientos y Retribuciones.