Renfe instalará máquinas automáticas de venta de billetes de tren en todas las estaciones españolas que todavía no cuentan con este servicio, con el fin de compensar el cierre de taquillas que ya ha comenzado a darse en las estaciones menos transitadas del país.

Noticias relacionadas

En un comunicado, la empresa pública anuncia que, con carácter general, solo asumirá la venta presencial de billetes en aquellas estaciones que dispongan de una media diaria superior a 100 viajeros subidos y un volumen determinado de ventas en taquilla.

Renfe asume así una actividad que venía desarrollando hasta ahora Adif, por lo que ha avanzado que publicará próximamente una licitación para la adjudicación de este servicio de venta de billetes de forma presencial en el resto de estaciones.

Para garantizar que todas las estaciones cuentan con un servicio de compra de billetes, Renfe instalará máquinas autoventa en todas ellas y pondrá a disposición de los viajeros un número de atención telefónica en las estaciones para resolver todas las consultas y situaciones que puedan plantearse, que estará indicado en la propia estación.

Los viajeros contarán también con la posibilidad de utilizar los canales propios de venta de billetes de la compañía: renfe.com, la app 'Renfe Ticket', compra telefónica y la adquisición a través de los interventores a bordo de los trenes, con el objetivo de facilitar la accesibilidad de los viajeros.

Asimismo, los viajeros pueden hacer su compra en oficinas de Correos, tras la firma, recientemente, de un convenio con Correos a nivel nacional, que supone un nuevo canal de venta presencial para adquirir billetes de trenes AVE, Avant y media y larga distancia convencional en todas las oficinas de Correos.

Al margen de estos cambios, las estaciones que gestiona Adif mantendrán su actividad habitual y las paradas en los servicios de transporte continuarán sin ninguna modificación.

Renfe ha iniciado desde hace algunas semanas contactos con todas las instituciones locales y autonómicas para informar de las medidas que la compañía está tomando para facilitar la venta y acceso a los trenes desde las estaciones que gestiona Adif, y está en contacto permanente para ir actualizando dicha información.

Cierres en Extremadura

El mismo día de año nuevo, el sindicato CCOO advirtió del "cierre injustificado e imprevisto" en Extremadura de la venta de billetes en "prácticamente todas" las estaciones de tren.

En concreto, señaló que en todas las estaciones de tren de la región, excepto Badajoz, Mérida y Cáceres, se ha "cerrado" la venta de billetes a partir de este miércoles, día 1, "sin justificación y sin una información previa adecuada".

Por su parte, la diputada nacional del Partido Popular Carmen Riolobos mostró su rechazo al cierre de las taquillas de venta de billetes de tren en las estaciones de Talavera, Torrijos, Illescas y Oropesa, algo que ha calificado de "un mazazo más al medio rural".

De su lado, el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, ha señalado, tras el cierre taquillas en numerosas estaciones de tren de Andalucía, que "no hay por qué pensar que esto tenga una incidencia negativa en los elementos de despoblación" mientras "no haya merma en el servicio".

Fernández ha señalado que cuando Renfe y Adif han tomado esa decisión "lo han hecho teniendo en cuenta que se siga garantizando el servicio", toda vez que ha añadido que "lo que sí tendría incidencia sería la modificación del servicio o la posibilidad de acceder a esos billetes".