En 2018 los españoles bebieron menos bebidas alcohólicas que en los años anteriores. Además, los precios de los espirituosos se estancaron, produciendo un descenso del 3% en el valor del mercado de este tipo de bebidas.

Noticias relacionadas

Así se desprende del Observatorio Sectorial DBK de Informa que apunta que las ventas fueron un 2,9% inferiores, hasta los 1.660 millones de euros. El mismo informe señala que la tendencia se mantendrá al cierre de este año. La de 2018 es la primera caída en tres años, ya que el sector no dejó crecer entre 2015 y 2017.

Según los analistas de Informa los motivos para prever un cierre a la baja son el progresivo descenso del consumo de bebidas de alta graduación y la moderación del crecimiento económico. Las previsiones para el cierre de 2019 apuntan a una caída de en torno al 2,5% aunque se espera mayor estabilidad entre 2020 y 2021.

El whisky, líder en 2018

Por segmentos de producto, el whisky ocupa la primera posición, representando en 2018 el 28,9% del valor total del mercado, tras experimentar un descenso que situó sus ventas en España en 480 millones de euros. A continuación se situó la ginebra, cuya cifra de negocio se mantuvo estancada en 365 millones de euros, es decir, el 22% del mercado total.

El tercer puesto está ocupado por el ron, cuyas ventas descendieron hasta los 290 millones de euros y representaron el 17,5% del total.

La evolución del comercio exterior estuvo marcada por el buen comportamiento de las exportaciones, cuyo valor creció un 12,5% en 2018, hasta los 648 millones de euros. Por el contrario, las importaciones cayeron un 7%, situándose en 857 millones de euros. De esta forma, el déficit comercial del sector se redujo un 40% respecto a 2017, con un saldo de 209 millones de euros.

El número de empresas con actividad de destilación, rectificación y mezcla de bebidas alcohólicas se sitúa por debajo de las 300, generando un volumen de empleo de unos 3.200 trabajadores. Ambas magnitudes muestran una tendencia de descenso. En el sector predominan las empresas de pequeña dimensión, si bien en las primeras posiciones del mercado se sitúa un número reducido de grandes grupos fabricantes/importadores que acaparan buena parte del mercado.

Los cinco primeros operadores concentraron en 2018 más de la mitad del mercado total en valor, mientras que los diez primeros reunieron más del 70%