Un mes después de la entrada en vigor de la conocida como "ley del pan", hay empresas que siguen comercializando productos industriales bajo el reclamo de "artesanos", vulnerando esta norma y las leyes que regulan la publicidad y la protección del consumidor. Bimbo, es una de ellas, denuncia Facua-Consumidores en Acción. 

Noticias relacionadas

El organismo afirma que los panes de molde Bimbo Rebanada Estilo Artesano, Bimbo Rebanada Estilo Artesano Integral y Bimbo Bollo Estilo Artesano se venden con este reclamo cuando en realidad no lo son.

Según el nuevo reglamento sobre la calidad del pan, un producto se puede catalogar como artesano cuando en su "proceso de elaboración prima el factor humano sobre el mecánico, la producción no se realiza en grandes series y el formado de las piezas se realizará, total o parcialmente, de forma manual de manera que se obtenga un resultado final individualizado". 

Bimbo lo reconoce

Facua se dirigió hace un mes al fabricante para recordarle que la nueva ley del pan señala que solo se considerará de elaboración artesana cuando se respeten las condiciones mencionadas anteriormente.

Bimbo reconoce que sus panes no cumplen con los requisitos para presentarlos  como "artesanos", pero alega que  "un consumidor medianamente perpicaz y normalmente informado es plenamente conocedor" de que la empresa no fabrica "panes de elaboración artesana" aunque utilice el reclamo. Además, añade que no publicitan que sus panes son completamente artesanos, sino que son de "estilo" artesano

Ante esta respuesta, a la que Facua tacha de "tomadura de pelo", ha denunciado a Bimbo ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, donde la empresa tiene su sede social, y otras autoridades de protección al consumidor autónomicas. Con ello, espera que las administraciones impongan sanciones a la empresa y procedan a ordenar la retirada del mercado de estos productos por vulnerar la normativa de calidad del pan.

Publicidad engañosa

Facua considera que con este reclamo, la empresa engaña al consumidor y que, por lo tanto, incurre en un delito de publicidad engañosa. 

La Ley de Competencia Desleal estipula que "se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios".

La nueva norma de calidad del pan señala que "los productos objeto de la presente norma de calidad, elaborados con anterioridad a la fecha de entrada en vigor de este real decreto y que no se ajusten a lo dispuesto en él, podrán comercializarse hasta que se agoten las existencias, incluidas las etiquetas y envases rotulados adquiridos previamente, siempre que cumplan con las disposiciones vigentes anteriores a su entrada en vigor".

El problema es que, según Facua, la empresa no ha actualizado la información de sus productos en su página web ni la publicidad de los panes objeto de la reclamación.