Vodafone ha dado una nueva vuelta de tuerca a sus promociones. La operadora ha lanzado esta semana una de las ofertas más agresivas del año ofreciendo su paquete convergente a mitad de precio y durante un año. La compañía ha inundado las redes sociales con esta nueva apuesta en la que ofrecen llamadas ilimitadas más seis gigas en móviles, 100 megas de fibra de hogar y toda la televisión básica gratis, más HBO.

Noticias relacionadas

Un paquete de Vodafone One que se oferta a un coste de 30 euros durante doce meses. Desde mediados del verano la compañía ofrecía ofertas de similares características, aunque con solo tres meses de validez para el descuento del 50%. Estos paquetes tenían hasta el momento un valor que oscilaba desde los 28 a los 34 euros .

La televisión sí que se incluye desde agosto de manera gratuita durante un año. La diferencia es que en esta oportunidad el paquete se oferta solo por una semana, según ha confirmado la compañía. Y con permanencia, a diferencia de los otros paquetes convergentes que no incluyen la permanencia.

Oferta relámpago

Esta oferta relámpago se conoce una semana después de que se conociesen los datos de portabilidad de agosto, donde la operadora británica acusó los primeros efectos de la guerra del fútbol de las telecos. En esta batalla Vodafone realiza ofertas para defenderse de la competencia minimizando el coste de no emitir El Partidazo y la Champions League durante esta temporada.

Por su parte, Movistar y Orange han centrado sus esfuerzos en rentabilizar la compra de estos derechoshan dirigido sus promociones para intentar arrebatarle a Vodafone los 400.000 clientes de fútbol que tenían la temporada pasada. En esta línea, Vodafone perdió 30.000 clientes de línea fija en portabilidad y otros 94.000 de líneas móviles.

400.000 clientes del fútbol

Según pudo confirmar este periódico, la británica espera perder otros 30.000 clientes fijos en septiembre, que se equiparan a los paquetes convergentes como barómetro de pérdida de abonados del fútbol. Esto significaría perder 60.000 de los potenciales 400.000 clientes, una cifra dentro de las previsiones de la operadora, pero que ven con suspicacia desde las otras telecos.

Fuentes de mercado indican que en septiembre esta pérdida de abonados debería agudizarse tras hacerse efectivas las bajas cursadas durante agosto y con las campañas convergentes de Movistar y Orange en su máximo rendimiento. Precisamente para minimizar este impacto en Vodafone no se descartan nuevas promociones en el sentido de la oferta convergente de esta semana.