Mubadala Investment, la sociedad a través del cual el emirato de Abu Dabi controla Cepsa, acelera los trámites para devolver a la petrolera española a la Bolsa de Madrid, con una Oferta Pública de Venta (OPV) del 30% de su capital que puede anunciarse en septiembre de este año y hacerse efectiva en octubre. 

Noticias relacionadas

Esta alternativa se impone a la posibilidad de una venta directa, que el holding propietario de Cepsa ha manejado durante los últimos meses. Según fuentes de los bancos colocadores, consultadas por Reuters, aunque las negociaciones para una eventual venta privada no se han detenido, el regreso a Bolsa es la opción más probable

Las valoraciones que se manejan de la petrolera oscilan entre los 9.000 y los 15.000 millones de euros -en escenario pesimista y optimista, respectivamente-, por lo que el importe a colocar se sitúa entre los 3.000 y los 4.000 millones aproximadamente. De este modo, la OPV de Cepsa se convertiría en la mayor salida a la Bolsa española desde 2011, cuando el Estado colocó el 49% de Aena por 4.300 millones.

Candidatos a la compra

En cualquier caso, el grupo Mudabala prosigue con las negociaciones para la venta privada -único escenario que disuadiría a la compañía de volver a la Bolsa-, con el asesoramiento de Rothschild. La multinacional estadounidense Carlyle y el banco de inversión Blackstone se han posicionado como los principales candidatos para hacerse con el 30% de Cepsa. 

Conviene recordar que la petrolera española fue adquirida en su totalidad por el emirato de Abu Dabi en 2011, que la sacó de la Bolsa española con una valoración de 7.500 millones de euros. Ahora, según Reuters, en el retorno de Cepsa al parqué madrileño, la empresa tendría una tasación mínima de unos 10.000 millones.