Bruselas vuelve a revisar al alza sus previsiones de crecimiento para España gracias al rápido progreso de la campaña de vacunación contra la Covid-19 y al gradual levantamiento de las medidas restrictivas. Pese a este fuerte efecto rebote, nuestro país será -junto con Portugal e Italia- de los últimos en recuperar su nivel previo a la crisis debido al fuerte golpe inicial de la pandemia. No lo conseguirá hasta el tercer trimestre 2022, un año más tarde que la media de la UE.

Noticias relacionadas

En concreto, la Comisión Europea prevé que la economía española crezca un 6,2% este año, tres décimas más de lo que había calculado en sus anteriores previsiones de mayo. Una cifra que sitúa a nuestro país claramente por encima de la media de la eurozona y de la UE (4,8%) y por delante de Alemania (3,6%), Italia (5%) y Francia (6%). De hecho, España será el cuarto Estado miembro de la UE que más crezca en 2021, sólo superado por Rumanía (7,4%), Irlanda (7,2%) y Hungría (6,3%).

"Los datos recientes más positivos significan que el crecimiento del PIB en el segundo y tercer trimestres será más rápido de lo previsto en primavera. En el mercado laboral, el ritmo de creación de empleo y la salida de trabajadores de los ERTE en el golpeado sector servicios se han acelerado significativamente desde el final del estado de emergencia el 9 de mayo. Otros indicadores continúan mejorando constantemente, incluyendo la confianza de empresarios y consumidores. Esto sugiere una solidificación de la recuperación en el segundo trimestre que continuará después", asegura el Ejecutivo comunitario.

El consumo privado y la inversión rebotarán firmemente en 2021 y en 2022 tras el abrupto desplome que registraron en 2020. El consumo privado se beneficiará de la evolución positiva del mercado laboral y de la "normalización gradual del comportamiento de los hogares en materia de ahorro".

"Al mismo tiempo, la puesta en marcha del plan de recuperación y resiliencia (gracias al cual España recibirá 70.000 millones de euros del fondo Next Generation UE) reforzará la inversión pública y privada y proporcionará un impulso adicional a la recuperación económica, particularmente en 2022", asegura el informe de Bruselas.

Previsión de crecimiento de los países de la UE en 2021

No obstante, el Ejecutivo comunitario empeora su previsión de crecimiento para España en 2022 hasta el 6,3%, cinco décimas menos de lo que había calculado en mayo. Aún así, nuestro país seguirá expandiéndose por encima de la media de la eurozona y de la UE (4,5%).

En cuanto a la inflación, Bruselas espera que se sitúe en el 2,1% de media este año debido a la subida de los precios de la energía y a la recuperación del sector servicios por el efecto de la demanda embalsada. No obstante, el nivel de precios volverá a caer al 1,4% en 2022. 

Según las previsiones de la Comisión, el PIB recuperará su nivel previo a la crisis de la Covid en el último trimestre de 2021 tanto en la eurozona como en el conjunto de la UE. "Sin embargo, el ritmo de la recuperación seguirá siendo muy desigual. Entre los grandes Estados miembros, Polonia ya habrá recuperado su nivel previo a la crisis en el segundo trimestre de 2021, Alemania y Holanda lo harán en el tercer trimestre de 2021, mientras que España e Italia sólo lo lograrán un año más tarde, en el tercer trimestre de 2022", dice el informe.

El Ejecutivo comunitario avisa además de que la incertidumbre sobre la evolución del crecimiento sigue siendo alta y de que persisten gran cantidad de riesgos. En particular, la aparición y propagación de las nuevas variantes de Covid-19 exige acelerar al máximo las campañas de vacunación. Bruselas señala también que la inflación podría ser más alta de lo previsto si continúan las limitaciones de suministro y las presiones en materia de precios se trasladan a los consumidores finales.