Bruselas

La presidente de la Comisión, Ursula von der Leyen, viaja el próximo miércoles 16 de junio a Madrid para marcar la aprobación del plan de inversión y reformas que ha presentado España a cambio de los 70.000 millones de fondos europeos para la reconstrucción tras la pandemia. El plan español estará en la primera tanda de los que reciban la luz verde de Bruselas, junto con Portugal, Grecia, Dinamarca y Luxemburgo, según ha confirmado la portavoz del Ejecutivo comunitario, Dana Spinant.

Noticias relacionadas

La aprobación del plan de reformas español se producirá previsiblemente el mismo 16 de junio con una decisión del colegio de comisarios por procedimiento escrito, aseguran a EL ESPAÑOL fuentes comunitarias. Von der Leyen entregará personalmente su dictamen al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Madrid.

"La presidenta presentará en España los resultados de nuestra evaluación sobre el plan español", ha asegurado la portavoz. La presidenta tiene previsto hacer una gira de capitales a medida que sus planes de reformas reciban el visto bueno del Ejecutivo comunitario. Además de España, la visitará también Portugal el 16 de junio. Al día siguiente viajará a Grecia y Dinamarca y el 18 de junio estará en Luxemburgo.

"¿Por qué la presidenta viaja a los Estados miembros? Porque es muy importante. Estamos al principio de un procedimiento extremadamente importante para Europa y para nuestros esfuerzos de recuperación", ha explicado Spinant. Aparte de entregar a cada país las notas de su examen, Von der Leyen tiene previsto vistar proyectos concretos financiados con fondos europeos y también insistir en que las reformas comprometidas deben ponerse efectivamente en marcha.

Anticipo de 9.000 millones en julio

Una vez que el Ejecutivo comunitario ponga nota al plan español, el último paso será su aprobación definitiva a cargo del Ecofin, que podría producirse en la reunión programada para el 13 de julio.

Ayudas solicitadas del fondo Next Generation UE

El Gobierno espera recibir en julio un primer tramo de ayudas por valor de 9.000 millones de euros, que sería el anticipo del 13% previsto en el reglamento del fondo Next Generation. Para finales de año, Sánchez pretende cobrar un segundo tramo de 17.000 millones de euros, pero este dinero estará ya condicionado a que se aprueben las reformas comprometidas en el plan de recuperación.

Los 27 países miembros han completado ya la ratificación parlamentaria de la norma que permite a la Comisión emitir deuda conjunta europea en los mercados. En los próximos días, el Ejecutivo comunitario tiene previsto realizar la primera colocación mediante subasta sindicada, para la que que cuenta con la colaboración de una red de bancos en la que están el Santander y el BBVA.

Por lo que se refiere a los planes de reformas, se quedan fuera de la primera tanda de evaluación los de Italia, Francia y Alemania, pese a que los tres países los enviaron a España al mismo tiempo que España. Otros 5 países han pedido a la Comisión ampliar el periodo de examen porque sus planes todavía no están a punto y necesitan más cambios: Eslovenia, Polonia, Suecia, Croacia y Rumanía. Finalmente, hay 4 Estados miembros que aún no han enviado su plan de reformas: Malta, Bulgaria, Holanda y Estonia.