Sevilla

La tensión diplomática entre España y Marruecos sigue más viva que nunca. Si primero se escenificó con la crisis migratoria en Ceuta, ahora se afianza con la cancelación de la Operación Paso del Estrecho (OPE). El Gobierno marroquí anunció este lunes que excluía a los puertos españoles de las travesías que unen al país con Europa, una noticia que tiene una gran afectada: Algeciras. Perderá 11 millones de euros y dejará 300 contrataciones en el aire. 

Noticias relacionadas

Conforma la columna vertebral del paso que se produce desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre. Pero, ¿qué es la Operación Paso del Estrecho? Es un operativo que coordinan los gobiernos de España y Marruecos para regular el paso de los ciudadanos marroquíes de toda Europa coincidiendo con el periodo vacacional. En 2019, se contabilizaron 3.340.045 pasajeros y 760.215 vehículos en España que este año se dividirán entre Italia y Francia. 

El operativo se realiza mediante los puertos de dos regiones. Por un lado, la Comunidad Valenciana con los de Valencia y Alicante. Andalucía es la región que más peso tiene en la OPE con los puertos de Algeciras (Cádiz), Tarifa (Cádiz), Almería, Málaga y Motril (Granada). De ellos, Algeciras es el puerto más afectado tras concentrar casi el 60% del flujo de entrada y salida

Puerto de Algeciras (Cádiz) Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras

Con la OPE suspendida por segundo año consecutivo y con el tráfico marítimo paralizado con Tánger desde marzo de 2020, los afectados ya han denunciando su complicada situación. Es el caso del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce. “Es un auténtico problema. Las navieras han aguantado todo el año y todos los sectores están cogidos con alfileres, desde hoteles hasta taxistas”, ha alertado. 

La cancelación llega a días de que comience la operación por lo que las autoridades portuarias ya empiezan a hacer números. El primer edil ya ha destacado que serán “millones de euros” lo que el Puerto dejará de ganar con su posterior consecuencia en las arcas del Estado y en el entorno empresarial implicado. 

Economía “asfixiada” 

A juicio de Landaluce, la decisión deja a la economía de la Bahía de Cádiz “asfixiada” con la delicada situación económica de la zona como antecedente. “La suspensión del año pasado fue lógica por la pandemia pero las circunstancias han cambiado”, denuncia el alcalde. “Todos estamos preparados para que Marruecos cambie la decisión”, añade. 

En esta línea coincide el presidente de la Autoridad Portuaria del Puerto de Algeciras, Gerardo Landaluce. Ve la suspensión con “preocupación” especialmente por el plano económico dado que afectará a las contrataciones temporales, unas 300 según las estimaciones de fuentes portuarias. A todo ello se suman las navieras y agencias de viaje. 

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce.

En este sentido, las citadas fuentes apuntan que el impacto económico en las cuentas de la Autoridad Portuaria de Algeciras está cuantificado en 11 millones de euros, sólo en el periodo de la OPE. En la última operación, los puertos de la bahía contaban con tres líneas destino Ceuta y Tánger que contabilizaron 2,8 millones de pasajeros y más de 585.400 coches.

Los empresarios ya han alzado la voz para alertar de las pérdidas de "millones de euros". La Asociación de Empresarios de Servicios de la Bahía de Algeciras lamenta que “llueva sobre mojado” y que los “roces diplomáticos” echen a perder la buena perspectiva que se tenía. Entre las empresas implicadas, Baleària ha asegurado que estará en “permanente contacto” con las autoridades marroquíes para adecuar sus servicios.

Crisis diplomática

Todos los actores implicados y afectados coinciden en la razón de la suspensión: la crisis diplomática entre España y Marruecos. “Se tienen que hacer las cosas bien y diplomáticamente no se han hecho”, justifica el alcalde de la localidad gaditana. “No hay nada que sea casualidad. En las relaciones diplomáticas tampoco y en las relaciones comerciales menos. Al final lo pagan la economía y los trabajadores”, ha zanjado. 

En esta línea, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha lamentado que su región sea siempre “la pagadora de todos los conflictos con Marruecos”. Augura que tendrá un impacto económico “importante” para la economía andaluza y confía en que el problema diplomático se solucione “de la mejor vía”.