Fernando Cano Alberto D. Prieto

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se articulará en torno a veinte grandes ejes de inversión entre los que se encuentran la movilidad sostenible, rehabilitación de viviendas, modernización de las Administraciones públicas, digitalización de pymes y 5G.

Noticias relacionadas

Según ha explicado el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, en la presentación del Plan ante los medios este martes y tras aprobarlo en el Consejo de Ministros, estos cinco ejes aglutinarán una inversión de 32.365 millones de euros, el 46% de los 70.000 millones que se invertirán en el periodo 2021-2023.

Como ya adelantó Sánchez en la inauguración de Wake Up!, Spain, organizado por EL ESPAÑOL, el Plan se articula a través de 212 medidas, de las que 110 son inversiones y 102 son reformas. Aprobado por el Consejo de Ministros, el siguiente paso será presentarlo mañana miércoles ante el Congreso de los Diputados.

Por la tarde, el proyecto será presentado por la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ante los agentes sociales: patronal y sindicatos. En las próximas semanas deberá llegar a la Unión Europea para comenzar a desbloquear en pocos meses las ayudas comprometidas.

Durante su presentación de este martes, Sánchez ha detallado la distribución de estos recursos en sus principales apartados. La estrategia de movilidad sostenible recibirá unos recursos de 13.200 millones de euros, el programa de rehabilitación de viviendas tendrá 6.820 millones de euros y la modernización de las Administraciones públicas se llevará 4.315 millones.

Proyectos de 2021

El plan de digitalización de las pymes recibirá 4.060 millones de euros, el despliegue y desarrollo de 5G 4.000 millones de euros, la nueva política industrial y estrategia de economía circular 3.780 millones, el plan nacional de competencias digitales 3.590 millones y el sector turístico recibirá 3.400 millones.

Del mismo modo, el sistema nacional de Ciencia e Innovación recibirá 3.380 millones, y el apoyo de las energías renovables tendrá 3.165 millones de euros en este Plan. En total, se detalla el destino de 50.000 millones, el 71% de todo el dinero previsto hasta 2023.

Dentro del capítulo de las reformas, se incluirá la modernización y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud, un nuevo sistema energético y despliegue de renovables, con una hoja de ruta del hidrógeno verde, la modernización de la Justicia, una nueva economía de los cuidados y una Ley de Aguas y plan de depuración, saneamiento, eficiencia, ahorro y reutilización.

Según ha indicado Pedro Sánchez, los primeros 27.000 euros de fondos europeos que se incluyen en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 de este año priorizarán los proyectos que estén más maduros y en mayor fase de desarrollo.

Ha indicado además que este Plan tendrá un impacto en el crecimiento del PIB de dos puntos y generará más de 800.000 puestos de trabajo en el periodo. Del mismo modo, cree que mejorará la vertebración del país fijando población en todo el territorio y que el crecimiento potencial de la economía estará por encima del 2% del PIB a partir de 2030.

PERTE

Este plan incluye las políticas y medidas que a corto, medio y largo plazo quiere implantar el Gobierno y a las que se dedicarán los 140.000 millones que nuestro país recibirá en ayudas y préstamos a través del Plan Next Generation EU

Se trata de propuestas destinadas sobre todo a dar un salto cualitativo para el tejido productivo español en campos como la digitalización o la transición energética. Sin embargo, también se incluyen importantes reformas políticas que se tienen que aplicar este 2021 en los campos tributarios, laboral y pensiones.

También dentro del Plan de Recuperación están los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (PERTE), que son nuevas fórmulas para la colaboración público-privada destinadas a movilizar miles de millones de euros de manera transversal, contando con varias empresas.

El primero de estos PERTE, que tienen que recibir el visto bueno individual de Bruselas, debería ser Future Fast Forward, un proyecto multisectorial para fabricar el coche eléctrico en España liderado por Seat y en el que participan Iberdrola, Telefónica y CaixaBank, entre otras empresas.