La CEOE ha propuesto al Gobierno aprovechar los fondos de la Unión Europea para "impulsar la transformación de los medios de comunicación" en España. En un momento en el que la crispación política ha inundado las redes sociales y en el que la Covid-19 ha acelerado aún más la ya antes imparable digitalización de la prensa, la patronal considera necesario atender a este sector para garantizar "la pluralidad" y "fortalecer la libertad de expresión y el debate democrático".

Noticias relacionadas

Esta idea se contempla en el documento 21 iniciativas estratégicas de país para la recuperación y transformación de la economía española que los empresarios entregaron este jueves al Gobierno con el objetivo de reforzar la captación de fondos por parte del sector privado.

En ese catálogo de propuestas figuran 400 proyectos dirigidos a distintos ámbitos que van desde el ciclo del agua, la bioarquitectura o la mejora de infraestructuras portuarias, entre muchos otros. Son ideas para "transformar España" y de las que ya se había hablado en los últimos meses.

Sin embargo, los empresarios quieren que los medios de comunicación nacionales también formen parte de esas palancas. En primer lugar, para impulsar un nuevo modelo de país, pero también para dotar a Europa de las herramientas necesarias para competir con el resto del mundo en la era de la digitalización y la Inteligencia Artificial.

De hecho, dentro de este último punto, consideran que este sector es clave para que la Unión Europea pueda "responder a las grandes plataformas digitales con soberanía de los datos".

Digitalización

Para ello, enmarcan las ayudas que puede recibir este sector dentro del apartado de fondos dedicados a la digitalización, aunque también hacen guiños al uso de otros fondos, como los que se destinen para la transformación ecológica o para el fomento de las industrias culturales.

Según argumenta la patronal, esta iniciativa está alineada con el plan de acción para apoyar la recuperación y la transformación del sector de los medios de comunicación puesto en marcha recientemente por la propia Comisión Europea.

Ese plan europeo pone de relieve la importancia de este sector para preservar la democracia, la diversidad cultural y la autonomía digital de Europa.

La CEOE quiere aplicarlo en España al considerar que es necesario "fortalecer el debate democrático" y el "espíritu crítico, asegurando los principios europeos y nacionales".

Para destinar fondos al impulso de este sector, la patronal ha detectado cuatro ámbitos de inversión. Entre ellos, figura la necesidad de apostar por la igualdad en un sector que está lejos de conseguirla en la toma de decisiones.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el vicepresidente, Íñigo Fernández de Mesa, y el jefe de la Oficina de Proyectos Europeos, Luis Socías.

Pero también, propone acciones para el desarrollo de "un ecosistema comercial digital, integrado y abierto" para que los medios puedan distribuir sus contenidos.

El plan contempla, además, inversiones para la formación de periodistas en distintos ámbitos que van desde el "reskilling" para introducir a los profesionales en nuevas tecnologías y nuevas habilidades -como el periodismo de datos-, hasta el "fomento del espíritu crítico y la concienciación social". Este último punto podría convertirse en polémico de no concretarse con más precisión.

El cuarto punto que destaca la patronal en el ámbito de la inversión se refiere al activo que pueden suponer los medios para la vertebración territorial.

Rentabilidad

Desde el prisma de la gestión del negocio, la CEOE también detecta líneas de actuación para la prensa digital. Entre otros, cree que los fondos europeos pueden servir para desarrollar un Adserver (servidor de anuncios en la web) que sea común a nivel nacional o incluso europeo. También propone impulsar plataformas de autogestión de la publicidad para pymes y start-ups.

Además de aportar ideas sobre cómo se pueden destinar a los medios las ayudas en el ámbito de la digitalización, la estrategia de los empresarios busca aprovechar los fondos destinados a la sostenibilidad y la transformación ecológica al proponer un plan sostenible para la "última milla" o medidas enfocadas a las imprentas. Estos últimos puntos beneficiarían a los grandes grupos editores de cabeceras de papel en un momento de declive en ingresos por publicidad y ventas.

No obstante, fuentes de la patronal destacan que su mirada va mucho más allá de esos grupos, puesto que busca impulsar también a los nativos digitales y a otros agentes implicados en este mundo, como los operadores de transporte y distribución o las agencias de publicidad, entre otros.

Aunque los detalles de este plan serán desgranados este viernes, cuando la CEOE publique las fichas de todos los proyectos que su Oficina de Proyectos Europeos ha recopilado en un gran documento, su presidente, Antonio Garamendi, avanzó el jueves algunas ideas.

Entre otras, reconoció que los empresarios pondrán el foco en la riqueza que genera el español para explotar más el activo que supone ser nativos de la segunda lengua más hablada del mundo. Y en este punto, también habrá sugerencias para la internacionalización de los medios de comunicación, puesto que se considera que Iberoamérica puede ser un mercado de expansión para las cabeceras españolas.