Bruselas

La guerra comercial abierta entre la Unión Europea y Estados Unidos que ha marcado la presidencia de Donald Trump continuará hasta su último día en la Casa Blanca. Bruselas se despide del magnate inmobiliario con la imposición a partir de este martes de aranceles a 4.000 millones de dólares (3.400 millones de euros) de productos norteamericanos como represalia por las ayudas públicas ilegales de Washington al gigante aeronáutico Boeing. Una sanción que cuenta con el aval de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Noticias relacionadas

Desde hace meses, la Comisión Europea ha buscado una solución negociada con la Casa Blanca con el fin de anular todos los aranceles. La OMC también autorizó el año pasado a EEUU a penalizar a productos europeos por valor de 7.500 millones de dólares (6.400 millones de euros) por las ayudas comunitarias a Airbus. Y Trump aplicó de inmediato las sanciones, que afectan sobre todo a Reino Unido, Francia, Alemania y España

La oferta de Bruselas a Washignton consistía en olvidar todas las sanciones por los comportamientos ilegales pasados y sentarse a negociar un marco pactado para acotar las subvenciones a los constructores aeronáuticos de cara al futuro. Pero la administración de Trump se ha negado a cualquier tipo de diálogo para rebajar la tensión comercial.

La esperanza de la UE es que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sí que acepte una solución negociada cuando tome posesión el 20 de enero. "Seguimos estando abiertos a una solución negociada. Nuestra propuesta de que los dos bandos retiren los aranceles y negocien cómo disciplinar en el futuro las subvenciones a la aviación civil", ha dicho este lunes el vicepresidente de la Comisión y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis. 

"Nosotros en la UE estamos dispuestos a suspender o retirar los aranceles en cualquier momento, cuando EEUU suspenda o retire sus aranceles", asegura Dombrovskis.

La agricultura española, penalizada

"El presidente electo Biden ha dicho varias veces que es un fuerte defensor de las alianzas internacionales, del sistema multilateral y de mejorar los vínculos con la UE. Así que nuestra prioridad (con él) será una agenda positiva y de futuro", ha destacado el vicepresidente durante la videoconferencia de ministros de Comercio celebrada este lunes.

La ministra de Industria y Comercio, Reyes Maroto, durante una reunión en Bruselas UE

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, sostiene que la activación de los aranceles de la UE "tiene como principal objetivo convencer a EEUU para que retorne a la negociación y, por otra parte, evitar una escalada en el conflicto comercial, algo que no beneficiaría a ninguna de las partes”.

Maroto confía en que tras los resultados electorales en EEUU “se retomen las conversaciones y se aproveche la oportunidad para reducir el impacto de estas medidas que han penalizado de forma desproporcionada e injusta a la industria agroalimentaria española, sector que es ajeno al conflicto”, según ha dicho el ministerio de Industria en un comunicado.

La lista completa de productos de Estados Unidos afectados por las sanciones de la UE se publica este lunes y los aranceles comienzan a aplicarse desde el martes. La lista incluye cuatro grandes grupos: aeronaves (el 44% del total); bienes agrícolas (18%); productos agrícolas trasformados (9%); y bienes industriales (29%).

El recargo adicional será del 15% para las aeronaves civiles, y del 25% para productos industriales, agrícolas y productos agrícolas transformados.