La Comisión Europea ha propuesto este lunes que España reciba un préstamo de 21.300 millones de euros en el marco del fondo europeo contra el desempleo, conocido como SURE por sus siglas en inglés.

Noticias relacionadas

España será el segundo estado miembro que más se beneficie de este instrumento, solo por detrás de Italia, con 27.400 millones, según el planteamiento publicado por Bruselas, que ahora deberá ser debatido y adoptado por el Consejo.

La propuesta llega tras el proceso de consultas de la Comisión con los Estados miembros que han requerido la ayuda y tras evaluar sus peticiones. En el caso de España fue el primer país que la solicitó y situó su petición en torno a 20.000 millones.

La idea es que 15 países de la UE se beneficien de este instrumento por valor total de 81.400 millones. El SURE cuenta, en términos globales, con 100.000 millones de euros y fue concebido por Bruselas en medio de la pandemia para "apoyar los regímenes nacionales de reducción del tiempo de trabajo o medidas similares".

En rueda de prensa, una portavoz de la Comisión no ha detallado en qué plazo pueden recibir los estados miembro esta ayuda, si bien ha recordado que quedan por firmar las garantías bilaterales con algunos países.

Nuevo instrumento

El SURE es el nuevo instrumento europeo para financiar los ERTE y la prestación de autónomosy el encargado de transmitir la propuesta anunciada este lunes por la Comisión Europea.

Este programa fue uno de los tres nuevos mecanismos puestos en marcha a nivel europeo, junto a la línea precautoria del Mecanismo Europeo de Estabilidad y los avales del Banco Europeo de Inversiones (BEI), para dar una respuesta sanitaria, económica y social a los efectos de la pandemia de la Covid-19. El acuerdo establecía un máximo de 100.000 millones en préstamos, con la condición de que los tres países más beneficiados no superasen un máximo de 60.000 millones.

En el caso de España, este instrumento permite financiar programas como los ERTE, tanto en lo concerniente a la prestación que recibe el trabajador como a las cotizaciones sociales que se ahorra el empresario.

También se pueden utilizar los recursos del SURE para financiar la prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos, así como la prestación por incapacidad temporal para personas que hayan estado de baja como consecuencia del coronvirus o el apoyo a trabajadores fijos discontinuos, en particular del sector turístico.