El Índice General de Producción Industrial (IPI) se desplomó un 10,2% el pasado mes de marzo en relación al mismo mes de 2019, su mayor descenso desde abril de 2017, como consecuencia de la crisis sanitaria y el cierre o la menor actividad de muchas empresas industriales tras la declaración del estado de alarma a mediados de marzo, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Noticias relacionadas

Con el desplome interanual de marzo, la producción industrial regresa a tasas negativas después de haber subido en febrero un 0,1%.

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial se hundió un 12,2% interanual en marzo, su mayor caída desde septiembre de 2009, cuando registró una disminución del 13%.

En tasa mensual (marzo sobre febrero), la producción industrial también experimentó un retroceso de dos dígitos, en este caso del 11,9%.

Cierre de empresas

La entrada en vigor del estado de alarma provocó que muchas empresas cerraran a mediados de marzo o redujeran la intensidad de su producción. La recogida de datos para esta estadística se desarrolló en abril, momento en el que algunos establecimientos estaban cerrados, lo que ha llevado al INE a contactar por correo electrónico y por teléfono, de forma similar a los meses anteriores.

La tasa de respuesta de los informantes a los datos de esta encuesta ha superado el 80%, por lo que Estadística considera que la calidad de los indicadores de marzo es similar a la de cualquier otro mes tanto en los datos nacionales como en los de las comunidades autónomas.