Las importaciones de crudo a España en el primer trimestre del año alcanzaron los 14,94 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 11,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio pasado y su nivel más bajo para un primer trimestre desde 2014, según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En el mes de marzo, las importaciones ascendieron a 5,063 millones de toneladas, también con un descenso del 10,6% con respecto al mismo mes del año anterior.

Este mes se importaron 24 tipos de crudo originarios de 16 países.

Nigeria, principal suministrador

Nigeria fue el principal suministrador de crudo por tercer mes consecutivo, con un incremento del 17,4%, hasta los 1,246 millones de toneladas.

Le siguieron México, con un ligero descenso de sus entregas (-1,4%), Irak y Arabia Saudí, que presentó las menores importaciones desde enero 2018 y un notable descenso interanual (-35,8%).

En marzo destacaron las elevadas entradas de crudo de Estados Unidos (389.000 toneladas) y de Congo (373.000 toneladas), alcanzando ambos su máximo histórico mensual.

No se importa de Libia

Igualmente, destacaron las importaciones de crudo de Camerún (219.000 toneladas), las primeras en 11 meses y que, por primera vez desde septiembre 2015, no se importa crudo originario de Libia.

Las entradas de crudo de los miembros de la OPEP en marzo representaron el 55,5% del total, con descensos interanuales en el mes del 23,4% y del 14,5% en el trimestre.

África fue la principal zona de abastecimiento en el mes con el 43,4% del total, a pesar de registrar un descenso del 8,0% respecto a marzo 2019.

Le siguieron América del Norte (21,9%), con un incremento de sus
importaciones del 14,1% interanual, Oriente Medio (16,7% del total), América Central y del Sur (9,9%).