La Cámara de Comercio de España prevé que la economía española experimente en 2020 una "profunda recesión nunca antes vista" por la crisis del coronavirus, con una caída del PIB que sitúa entre el 7% en el mejor de los escenarios y el 11% en el caso de que se demorara la vuelta de la normalidad y se produjera una destrucción intensa del tejido empresarial. En este último escenario, estima que la caída interanual del PIB durante el segundo y tercer trimestre del año podría superar el 15% (en el primer trimestre ha sido del 4,1%).

Noticias relacionadas

De acuerdo con sus previsiones, la evolución de la tasa de paro podría alcanzar el 30% de la población activa a lo largo del segundo y tercer trimestre del año en el peor de los escenarios, registrando para el conjunto de 2020 una tasa media del 26%.

En el caso de tomar las medidas adecuadas para contener la destrucción de empresas y para incentivar la recuperación de la actividad productiva, la Cámara de Comercio calcula que la caída del empleo podría ser menor, con una tasa de paro que rondará el 22% de media en 2020.

Fin del confinamiento

"Cuanto antes se levante el confinamiento de la población y se recupere la actividad productiva, más acotado será el impacto; aunque hay que tener en cuenta que sectores clave en la estructura productiva de la economía española como el comercio, el turismo o el transporte de viajeros, podrían tardar en recuperar la normalidad necesaria", apunta la Cámara.

Además, advierte de que los problemas de liquidez a los que se están enfrentando una mayoría de las empresas, sobre todo pymes y autónomos, podrían conducir a "una destrucción sin precedentes del tejido empresarial" si no se toman medidas adicionales a las ya anunciadas por el Gobierno.

"Este desplome económico excepcional exige medidas contundentes, capaces de generar confianza y dispuestas a aprovechar el potencial que supone la colaboración público-privada", subraya.