Italia, que ayer amplió sus restricciones aislando al país para hacer frente al brote del coronavirus, ha acordado con los bancos italianos la suspensión temporal de los pagos de las hipotecas y otras facturas relacionadas con los impuestos mientras dure la epidemia, según ha publicado este martes Financial Times

Noticias relacionadas

Una suspensión de pagos que va dirigida a particulares y hogares que se vean ahogados por las facturas debido al coronavirus y el Gobierno ha estado tratando con los bancos desde hace días.  

A esta medida se suma la próxima aprobación de 10.000 millones de euros que el Gobierno italiano aportará para contrarrestar el impacto del coronavirus en la economía. El anuncio lo ha realizado este martes el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, en una entrevista en Radio Capital. El italiano, que pertenece al Movimiento Cinco Estrellas, ha adelantado que los 10.000 millones se realizarán en dos etapas.

Y es que Italia se encuentra en estado de shock. Desde el inicio de la epidemia en el país, el pasado 21 de enero, los contagiados por coronavirus ascienden a día de hoy a 7.375 personas y los fallecidos a 366.

Déficit

Así mismo, Patuanelli ha señalado que las medidas adoptadas podrían hacer que el déficit presupuestario aumente a poco menos del 3% de la producción nacional este año.

Precisamente la pasada semana el Gobierno italiano señaló a Reuters que planeaba aumentar el déficit al 2.5% desde una meta anterior del 2.2%.