Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno y responsable de Trabajo, y José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, tras un Consejo de Ministros.

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno y responsable de Trabajo, y José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, tras un Consejo de Ministros.

Empleo

El Gobierno quiere que el estatuto del becario esté aprobado antes de que empiece el próximo curso

La negociación ya se ha iniciado y, según los sindicatos, el contexto es "esperanzador" para llegar a un acuerdo. 

24 mayo, 2022 03:10

Noticias relacionadas

El Diálogo Social ya ha puesto en marcha la negociación del estatuto del becario. En la reunión de este lunes, CEOE, Comisiones Obreras (CCOO) y UGT ya han planteado sus propuestas al Ministerio de Trabajo y Economía Social, que espera cerrar la negociación en solo unas semanas. 

De hecho, el Gobierno tiene la esperanza de que el estatuto del becario se aplique ya en el próximo curso y que los alumnos estén 'protegidos' por él. Esto sería lo "adecuado", tal y como ha indicado Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Trabajo y maestro de ceremonias en esta negociación por parte del Ejecutivo. 

Fuera de cámaras, desde el Ministerio de Trabajo indican que la negociación marcha por buen camino. Las propuestas que se han puesto sobre la mesa están siendo bien recibidas por los agentes sociales. 

Dentro de las ideas que maneja el Gobierno para este estatuto, destacan dos: que todos los becarios coticen a la Seguridad Social (lo cual mejorará los ingresos de la Caja Común) para percibir la prestación por desempleo y que reciban al menos una compensación mínima por los gastos que generan las prácticas.

Estos principios han sido recibidos como "esperanzadores" por parte de los sindicatos, que esperan que la nueva legislación se apruebe en el menor plazo posible de tiempo y que, como espera el Gobierno, se aplique en el nuevo curso. 

Falsos becarios

Con todo, también tienen sus reclamaciones. Precisamente, UGT presentó las suyas este jueves. El portavoz de la asociación de jóvenes del sindicato, Eduardo Magaldi, reclamó fortalecer los controles (con un Registro Nacional de Prácticas) y aumentar las sanciones a las empresas que recurran a las figuras de los falsos becarios

Con esta denominación se reconoce el uso de becarios en proceso de formación para cubrir puestos de trabajo estructurales dentro de las empresas. "Se ha montado todo un modelo de negocio en la explotación del falso becario", avisa Magaldi. 

El empleo de esta figura es más comúnmente relacionada con los postgrados y los másteres, así como con los centros educativos privados

Además, ha avisado del impacto económico que tiene las prácticas no laborales. Según los cálculos de UGT, los becarios cubren 315.000 puestos de trabajo anuales. Algo que en salarios se traduce en "3.300 millones" de euros que no se les abonan y "1.312 millones" en cotizaciones que las empresas no pagan a la Seguridad Social