Como era de esperar, la acogida del Ingreso Mínimo Vital (IMV) aprobado por el Gobierno y convalidado por el Congreso ha sido masiva. En solo tres días, desde que se abrió el plazo para pedirlo, la Seguridad Social ha recibido 212.000 solicitudes de acceso a esta prestación.

Noticias relacionadas

Así lo ha explicado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha informado que la prestación ya se le reconocido de oficio a 76.000 hogares, lo que supondrá que la primera paga del IMV llegará a unas 255.000 personas, de las cuales, más de la mitad (135.000) son menores.

Se ha comunicado a los perceptores de la prestación vía SMS que recibirán la ayuda y que la cobrarán en el primer día hábil de cada mes. La primera nómina, que se pagará este mismo mes de junio, supondrá unos 32 millones de euros.

Detalles

El ministro ha presentado la prestación en uno de los pocos órganos que le quedaban, la Comisión de Trabajo del Senado. Allí ha detallado los detalles del IMV, que llega para abordar los problemas de la pobreza extrema en España.

De esta manera, esta prestación no contributiva complementará los ingresos de un hogar para que llegue, como mínimo, a los 5.538 euros al año, aunque esta cifra puede subir hasta los 12.184 euros anuales, dependiendo de tipo de hogar del que se trate y los miembros que lo conformen.

Escrivá ha insistido en que el IMV incluye itinerarios y complementariedad con la búsqueda de empleo y perseguirá hacer aflorar la economía sumergida, obligando a sus perceptores a hacer la declaración de la renta.