El Gobierno ya planifica la reconstrucción económica de España, así como la de su tejido productivo. El Ministerio de Trabajo ha hecho una primera oferta a sindicatos y patronales en el campo laboral: extender los expedientes de regulación de empleo excepcionales (ERTE) al menos hasta que termine septiembre.

Noticias relacionadas

Así lo indican fuentes de la mesa tripartita técnica del Diálogo Social, formada por miembros de Trabajo, patronal y sindicatos, que se ha reunido este miércoles y en la que, precisamente, se tiene que dirimir el futuro de los ERTE más allá del 30 de junio.

La ampliación hasta finales de septiembre, en un principio, no se aplicaría sobre todos los sectores sino solo sobre algunos seleccionados que hayan quedado especialmente afectados por la crisis. En este sentido, el foco está puesto en las empresas turísticas y en las de hostelería, que son las que más daños están sufriendo por el parón económico.

En cualquier caso, las fuentes consultadas insisten en que todavía no hay consenso, un principio de acuerdo o una decisión sobre cuáles son las empresas que podrán disfrutar de la ampliación de los ERTE. La negociación está muy 'verde' todavía para eso.

De ahí que los responsables políticos no descarten ningún escenario. Este es el caso de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quien ha afirmado que "sin lugar a dudas" está abierta a la posibilidad de que los ERTE excepcionales puedan extenderse hasta finales de año en aquellos sectores que lo necesiten.

Cabe recordar que en virtud de estos ERTE, la Seguridad Social asume las prestaciones de desempleo de los trabajadores afectados y las empresas quedan parcialmente exoneradas de pagar cotizaciones en una proporción que dependerá de si el ERTE es de fuerza mayor total o parcial.

Primeros espadas

Sin duda, el de la ampliación de los ERTE será uno de los temas que se debaten en la reunión de este jueves entre los primeros espadas de la patronal y sindicatos con hasta siete vicepresidentas y ministros del Gobierno.

El encuentro se celebra por la tarde, por vía telemática, y a él están convocados Unai Sordo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT), Antonio Garamendi (CEOE) y Gerardo Cuerva (Cepyme). Del lado del Gobierno se espera la asistencia de las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y las ministras María Jesús Montero, Yolanda Díaz, Reyes Maroto, José Luis Ábalos y José Luis Escrivá.

Pepe Álvarez, Unai Sordo, Yolanda Díaz, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Según ha podido saber Invertia, patronal y sindicatos esperan que en el encuentro se les informe de los planes que tiene el Ejecutivo para la reactivación del país y de la actividad económica, más allá de los trabajos que se están llevando a cabo en el Congreso para ello.

La cita tiene además el morbo añadido de ser la primera a la que acuden los representantes de las empresas españolas después de levantarse de la mesa de negociación del Diálogo Social. Cabe recordar que la patronal tomó esta decisión después del acuerdo entre PSOE, Unidas Podemos y Bildu para una derogación ‘exprés’ e inmediata de la reforma laboral, a la que finalmente se dio marcha atrás.

Sin embargo, en realidad la patronal solo se ausentó de dos citas: la que tenían planeada con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la mesa de autónomos. Ha mantenido su asistencia a las de contenido técnico, incluida la comisión tripartita que, poco a poco, va cerrando el futuro de los ERTE.

Comienza ahora la negociación que, según auguran fuentes conocedoras, va a ser a cara de perro pues la desconfianza entre las partes es máxima.