EEUU ha registrado otros 2,981 millones de demandantes de subsidio al desempleo en la última semana. Aunque este dato supone otro leve descenso por sexta semana consecutiva, la cifra publicada este jueves por el Departamento de Trabajo vuelve a quedar por encima de las estimaciones de consenso.

Noticias relacionadas

El organismo ha revisado al alza los datos de la semana finalizada el 2 de mayo en 7.000 demandantes de empleo, por lo que las peticiones de subsidios se situaron en 3,176 millones, la sexta mayor cifra de toda la serie histórica.

Sumando los datos de las últimas nueve semanas se puede observar que la crisis generada por el coronavirus Covid-19 ha provocado la destrucción de más de 36,7 millones de empleos en EEUU.

Todos los estados informaron de un aumento de las peticiones de subsidio por desempleo en la última semana, con Connecticut a la cabeza, con 298.680 solicitudes, por delante de Georgia (241.387) y Florida (221.905).

"El virus Covid-19 sigue impactando el número de peticiones de subsidio de desempleo", ha explicado de nuevo el Departamento de Trabajo. Desde que el virus de Wuhan entró en el país americano, 36,5 millones de sus ciudadanos se han ido quedando sin empleo.

El número de parados receptores del subsidio de desempleo en la semana que finalizó el pasado de mayo experimentó un ligero incremento, hasta situarse en los 22,833 millones de beneficiarios. Esta cifra es la más elevada registrada por el Departamento de Trabajo en toda la serie histórica y representa un incremento semanal de 456.000 personas. El récord anterior se alcanzó la semana pasada.