El paro y la destrucción de empleo siguen aumentando. Aunque el ascenso del desempleo ya no alcanza proporciones históricas, continúa en cifras muy elevadas debido a la crisis económica generada por el coronavirus. Concretamente, en abril la cifra de parados subió en 282.891 personas respecto a marzo, lo cual deja una cifra de parados de 3,8 millones. 

Noticias relacionadas

Este incremento, el mayor de la serie histórica en cualquier en el mes de abril, supone un aumento del 7,97% respecto a marzo, aunque en las últimas semanas el paro fue moderando su ritmo de crecimiento. Sin embargo, queda marcada la dependencia del mercado laboral español del turismo y de la hostelería. Semana Santa fue el periodo en el que más creció la cifra de parados, según el Ministerio de Trabajo. 

Con todo, a pesar de que el aumento es inferior en abril que en marzo, el impacto del Covid-19 en el paro en España es abrumador. Sólo en mes y medio (el efecto de la pandemia comenzó a mediados de marzo) ha provocado que 585.543 personas más estén en desempleo. Es decir, un aumento del 18%. 

Prestaciones

Por otro lado, el departamento que dirige Yolanda Díaz también informa de cómo han crecido las prestaciones que abona el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). En total, la cifra de beneficiarios de prestaciones por desempleo se ha situado en 5.197.451, lo que se traduce en un incremento interanual del 136,56% y supone un récord histórico de prestaciones debido al más de millón de expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) reconocidas a lo largo del pasado mes.

El aumento del gasto en estas prestaciones es igualmente notable. La factura (de nuevo, por el impacto de los ERTE) ha ascendido a 4.512 millones de euros, lo que representa un aumento de 3.976 millones respecto a abril de 2019. El incremento porcentual es del 207,15% y lleva a que el sistema de prestaciones esté sosteniendo las rentas del 22% de la población activa.

Por mayoría abrumadora, el sector servicios carga con la mayor creación de desempleo, con 219.128 personas más (un 8,76%). En la industria sube en 26.832 (8,92%), en la construcción se incrementa en 25.055 (7,84%) personas, en la agricultura en 4.015 (2,52%) y en el colectivo 'Sin Empleo Anterior' aumenta en 7.861
personas (2,95%).

Por otro lado, la destrucción de empleo se ha frenado. Después de quedarse cerca de los 900.000 puestos de trabajo destruidos en marzo, en abril la pérdida de afiliaciones de la Seguridad Social respecto a marzo se ha quedado en sólo 49.074 afiliados. Eso sí: en términos interanuales la caída es de 771.695 personas. 

Con todo, el dato que más llama la atención es, en las cifras mensuales, la distribución de la afiliación por sexos. El número de mujeres ocupadas descendió en 56.815, hasta las 8.884.139, mientras que el número de hombres creció en 7.741, hasta los 10.130.352. 

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones informa de que "no todas las comunidades autónomas pierden afiliación si se tiene en cuenta la evolución entre el 1 y el 30 de abril". Suman ocupados Baleares (6,17%), Murcia (1,73%), Extremadura (0,6%), Aragón (0,35%) y Andalucía (0,15%).