Córdoba

Un día después de que los agentes sociales se sentaran en la nueva mesa de negociación que ha diseñado el Gobierno para dar más peso a Nadia Calviño en la reforma laboral, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha mostrado su escepticismo sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo en los términos que pide Europa y ha lamentado que el Ejecutivo no se mueva de sus planteamientos.

Noticias relacionadas

"Ayer, en la mesa de negociación, ha venido el mismo papel que hace un mes. No sé si el Gobierno se ha coordinado o no, pero seguimos con el mismo papel que hace 15 días", ha lamentado Garamendi en un encuentro con prensa tras intervenir en el XX Congreso de Directivos de CEDE.

El representante de los empresarios en el diálogo social ha insistido en que los planteamientos de la CEOE para el mercado laboral están en la línea de Europa de atajar "de forma seria la temporalidad" o reducir el alto paro juvenil, pero no coinciden con los del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

"Las reformas que nos cuentan, no son las que nos pide Europa", ha insistido el líder de la patronal.

Garamendi ha sido muy claro al afirmar, en respuesta a una pregunta, que dar prevalencia a los convenios sectoriales frente a los de empresa, no es lo que reclama Bruselas. Además, ha denunciado las contradicciones del Gobierno en asuntos como la temporalidad, donde hace unos meses se marcaba como objetivo reducirla al 23% en 2050 y ahora quiere que baje "mañana" al 15%.

Más datos para pensiones

El presidente de la CEOE también se ha referido al aumento de las cotizaciones sociales planteado por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para pedir "tiempo" al Gobierno para poder analizar su impacto con más datos que todavía no tiene y que ha pedido al Ejecutivo.

En este punto, ha reclamado también al Pacto de Toledo que se pronuncie sobre estas propuestas que el Gobierno negocia con los agentes sociales para que luego, como ha ocurrido con la primera parte de la reforma de las pensiones, un partido del Gobierno presente enmiendas en el Congreso a lo acordado con ellos.

Como ha hecho en otras ocasiones, Garamendi ha lamentado el "ruido mediático" que rodea a todas estas propuestas y que la prensa tenga acceso a los documentos completos que plantea el Ejecutivo antes que la patronal.

Estabilidad y moderación

Antes de hacer estas declaraciones, Garamendi ha participado en una mesa con el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, en este foro que se celebra en Córdoba.

Ante los directivos, el presidente de la CEOE ha pedido "estabilidad" y "moderación" al Gobierno para animar a los empresarios a crear empleo, impulsar la recuperación y generar bienestar en un momento en el que las estimaciones de la patronal indican que España no será capaz de crecer un 5% en 2021 y que en 2022, el PIB tampoco avanzará mucho más.

Los empresarios "salimos a jugar el partido, pero los gobiernos nos ponen las normas. Y hay tres conceptos que son claves y que me preocupan sobremanera: seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad normativa", ha explicado Garamendi.

En este contexto, el líder de la patronal ha recordado que el Ejecutivo necesita a las empresas para movilizar la inversión suficiente para que tengan éxito los programas de los fondos europeos o para que sea posible la transición ecológica. Y ha recalcado un dato: de cada cinco euros que se quieren movilizar con los PERTE, cuatro los aportan las empresas.

Por su parte, José Luis Bonet se ha expresado en una línea similar al reclamar "estabilidad institucional" para que la economía pueda funcionar en un momento en el que el contexto internacional es de alta incertidumbre por la crisis de la energía o los problemas de suministro.

El presidente de la Cámara de Comercio ha señalado que "toda política debe ser coherente" con el sistema que en los últimos 40 años ha hecho que las empresas fueran el motor del crecimiento y el progreso.