El incremento de medio punto en las cotizaciones propuesto por José Luis Escrivá para 'salvar' la hucha de las pensiones no ha gustado a los empresarios. La medida, que se ha planteado dentro del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que se ha presentado a los agentes sociales este martes, lastrará la actividad de un sector privado, comentan, que ya paga cotizaciones sociales por encima de la media europea

Noticias relacionadas

En un comunicado, Cepyme ha avisado de que una nueva subida de cotizaciones "lastrará aún más" la competitividad de las empresas y el empleo. "No sólo repercutirá en la recuperación y en la creación de empleo, aportando más incertidumbre, sino que supondrá mayores costes para las empresas, lastrando su capacidad de competir en un mercado globalizado como el actual".

Se trata de una postura que comparte Íñigo Fernández de Mesa, vicepresidente de CEOE, quien este miércoles ha recordado que las empresas españolas abonan cantidades mayores, de media, por las cotizaciones sociales que sus homólogas europeas. 

Además, el también presidente Instituto de Estudios Económicos ha alertado de que esta medida podría perjudicar al empleo. Y ha afeado al Gobierno que la mayoría (70%) de la recaudación adicional prevista para este 2022 se obtendrá a través de las empresas. 

El presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM) y vicepresidente de CEOE, Miguel Garrido, ha pedido además "responsabilidad" al Gobierno de Pedro Sánchez por la propuesta, que ha descrito como "un disparate. Las cotizaciones son un impuesto al empleo y España tiene unas de las cotizaciones más altas. Hay que ayudar a sostener el tejido empresarial e impulsar la actividad económica y así recaudar para pagar servicios públicos", ha asegurado Garrido en una entrevista en 'Onda Madrid'.

José Luis Escrivá

Por su parte, Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha evitado este tono crítico y solo ha comentado que la patronal actuará con "responsabilidad". Aunque ha afeado al Gobierno el "poco margen" para poder contestar, dado que la negociación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) tiene que estar cerrada para el 15 de noviembre. 

En cambio, Unai Sordo, secretario general de CCOO, ve la propuesta de subir de manera temporal medio punto las cotizaciones sociales "interesante", aunque le genera "algunas incertidumbres" debido al escaso impacto recaudatorio que tendría. 

Por su parte, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, ha defendido que su propuesta "no recorta ninguna pensión en ningún caso y en ningún momento". 

"Este mecanismo simplemente genera una válvula de seguridad y da holgura al sistema para reforzar su sostenibilidad", ha subrayado Escrivá en declaraciones a La Sexta.