El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, deja en el aire las modificaciones sobre el cálculo de las pensiones. Tras haber defendido en sucesivas ocasiones que el debate sobre la jubilación no debe centrarse en el cálculo de los años, el ministro ha reiterado que poner el foco sobre esta cuestión se debe a un intento por "apropiarse de este relato, que me parece que no es correcto y que no va a tener recorrido".

Noticias relacionadas

En este sentido, el ministro en una entrevista concedida a La Sexta ha señalado la importancia de transmitir a los pensionistas que se ha alcanzado un acuerdo en el Pacto de Toledo. 

Escrivá ha reiterado que su hoja de ruta se basa en las recomendaciones adoptadas en el acuerdo sobre las pensiones y ha asegurado que no le parece "razonable" que se divulguen cuestiones que se discuten en privado. Con todo, ha querido restar importancia a las fricciones entre los partidos de la coalición. 

Retraso voluntario de la edad de jubilación

Por otro lado, ha destacado los beneficios para el trabajador que decide voluntariamente retrasar su jubilación. "Cada año que nos jubilamos más tarde, porque queremos jubilarnos más tarde, estamos cotizando más y dejando más para una pensión", ha explicado.

No obstante, ha subrayado que las medidas que todavía se están estudiando no supondrán una pérdida del poder adquisitivo, "sino ganarlo". 

Recuperación de la crisis

Escrivá ha sido cauto a la hora de hablar sobre recuperación económica y ha asegurado no querer "pillarse los dados con las previsiones". Una recuperación en la que las pensiones supondrán un gasto, según los cálculos del ministro, un 12% del PIB que se "va a intentar que sea manejable".

Hoy se han dado a conocer las cifras de hundimiento en las pernoctaciones en 2020, que registraron una caída del 73,3%. Sobre esto, Escrivá ha puesto en valor la necesidad de proteger al sector con el acuerdo alcanzado sobre los ERTE. 

Modificar el nivel de renta del IMV

La reforma del mercado laboral y el Ingreso Mínimo Vital (IMV) son cuetiones que siguen sobre la mesa. "2021 es una año muy importante para avanzar en este terreno", ha señalado Escrivá. En concreto, sobre el IMV el ministro ha reconocido que tal vez no vaya tan bien como se esperaba debido al volumen de solicitudes. 

Una de las causas para rechazar los expedientes que solicitan la ayuda se debe a que los demandantes se encuentran por encima de los umbrales mínimos de renta establecidos por el Gobierno. Para resolver esto, Escrivá ha avanzado que se trabaja para ver si es pertinente "ajustar los niveles de renta y patrimonio para que puedan entrar más".