El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha sostenido que "el Gobierno va tarde en la prórroga de los ERTE" al tiempo que ha exigido que "es una negociación que tiene que cambiar muchas cosas".

Noticias relacionadas

Amor ha reclamado que a "los autónomos con restricción, que se les exige que sea al 100%, se les exonere de la cotización a la Seguridad Social, como sucede con los trabajadores del Régimen General".

En una entrevista con Europa Press, Amor ha abogado por extender la duración de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "como mínimo hasta el mes de junio" tras argumentar que la previsión del estado de alarma es hasta el 11 de mayo.

Y tras ese planteamiento general, el presidente nacional de ATA ha reclamado "revisar los aspectos que se han mostrado complejos tanto en la prestación del cese de actividad como en los ERTE".

En el caso de la prestación por cese de actividad, Amor ha sostenido que "no parece lógico que se deje fuera a aquellos autónomos que no se beneficiaron entre mayo y junio y que ahora lo necesiten por el hecho de que no fueron beneficiarios. Este requisito hay que eliminarlo".

El presidente de ATA, Lorenzo Amor. Marta Fernández Europa Press

Extensión de plazos

Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT están de acuerdo en la necesidad de volver a extenderlos y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha explicado ya que "nadie discute en nuestro país la prórroga". Díaz ha pedido que las negociaciones no agoten el plazo como en anteriores ocasiones y no se alarguen más allá del 15 de enero para dar "tranquilidad".

Las empresas españolas disponen de tres modalidades de ERTE: de impedimento para desarrollar la actividad, que lleva aparejadas exoneraciones de cuota a la Seguridad Social de entre el 90% y el 100%; de limitación por decisiones administrativas, con exenciones del 70% al 100%, y un tipo de ERTE dirigido a empresas de determinados sectores acordados con los agentes sociales que se ven particularmente afectados por la crisis y que se benefician de exoneraciones del 75% y el 85%.

Según datos recopilados por Servimedia, la prestación del ERTE se mantiene en el 70% de la base reguladora, el 'contador a 0' alcanza los 196 días y se aplicará durante 2021 y se mantiene la salvaguarda del empleo durante seis meses. Como novedad en la última prórroga, los afectados por el ERTE tendrán atención preferente para recibir formación.

Igualmente, sigue vigente de acuerdos anteriores la prohibición de realizar horas extraordinarias si la empresa está acogida a un ERTE, externalizar actividad, contratar, repartir dividendos y radicarse en paraísos fiscales.

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, al cierre de noviembre había 746.900 trabajadores suspendidos, 18.487 más respecto al cierre de octubre.

El número de personas incluidas en los nuevos esquemas aprobados en septiembre se situó en 420.604 trabajadores, siendo 218.380 personas en los sectores más afectados y protegidos, 79.232 en ERTE de impedimento y 117.064 en ERTE de limitación.

Además, el 60% de los trabajadores acogidos a las nuevas modalidades de ERTE pertenecen al sector "servicios de comidas y bebidas" o "servicios de alojamiento".