La Federación de Municipios y Provincias (FEMP) intenta in extremis salvar la propuesta de Hacienda que permite a los ayuntamientos usar su superávit, y que este lunes vota la Junta de Gobierno, con una resolución complementaria que abre la puerta a negociar medidas para las entidades locales sin liquidez.

La cúpula de la FEMP ha remitido este domingo a los partidos con representación en la Junta de Gobierno (PSOE, PP, Cs, IU-Podemos y PdeCat), una "resolución política", a la que ha tenido acceso Efe, en la que ofrece constituir en el seno de la Comisión de Hacienda un grupo de trabajo "que se ocupe de proponer actuaciones y medidas" dirigidas a las entidades locales que no disponen de remanentes y que tienen problemas de financiación local.

De esta forma, la FEMP intenta convencer a PP, Cs, IU-Podemos y PdeCat que, hasta ahora, se han opuesto a los tres borradores de Hacienda por entender que la distribución de fondos no tenía en cuenta a los ayuntamientos sin remanentes.

La última oferta del Gobierno llegó este viernes y, hasta ahora, sólo tiene el apoyo de los socialistas. La Junta de Gobierno de la FEMP la componen 25 miembros: 12 del PSOE, 10 del PP, uno de IU-Podemos, uno de Cs y uno del PdeCat.

Para que salga adelante, los socialistas han negociado este fin de semana especialmente con IU-Podemos, la formación más proclive a sumarse al texto.

En la última oferta, Hacienda mejoraba económicamente el último texto al dotar a los ayuntamientos de 5.000 millones de los Presupuestos Generales del Estado a fondo perdido, si bien ese dinero sería sólo para los municipios que transfieran voluntariamente al Estado sus remanentes, y que este se compromete a devolver al cien por cien.

Noticias relacionadas

Oferta de 5.000 millones

La oferta de los 5.000 millones no convence a PP y Cs, que la han rechazado de plano al entender que se abandonaba a su suerte a las entidades en peor situación económica.

En declaraciones a Efe, fuentes del PP han informado de que su formación está estudiando la "resolución política", que junto a la propuesta de Hacienda se votará mañana en la Junta de Gobierno extraordinaria de la FEMP, pero han avanzado que al no modificar sustancialmente el acuerdo, es "complicado" que se pronuncien a favor.

Por contra, desde IU-Podemos han señalado que el contenido de esta resolución -que atiende las necesidades de los ayuntamientos sin liquidez- es una vieja reivindicación de su grupo.

La resolución complementaria de hoy, más la oferta del viernes han sido valoradas por IU-Podemos, que han visto en ellas un "gesto" del Gobierno que podría sentar las bases del acuerdo.