El nuevo proyecto de ley presentado por el Ministerio de Consumo que regula la publicidad de las actividades de juego ha pillado por sorpresa a las empresas del sector. "No ha habido un momento para la reflexión. Esto lo han mandado con nocturnidad a Bruselas", afirma Alejandro Landaluce Arias, director general del Consejo Empresarial del Juego (Cejuego) en conversación con Invertia

Noticias relacionadas

En él se limita la publicidad del juego online a un horario de madrugada (de 01:00 a 05:00 horas) y no se podrán poner patrocinios en las camisetas de los equipos o en los estadios. No sólo eso, es que también se aboga por prohibir las promociones de bienvenida e imponer restricciones a cualquier fórmula que incite a esta actividad. 

El proyecto de real decreto llega tras una primera versión que se dio a conocer el pasado febrero y que provocó una lluvia de críticas hacia el ministro de Consumo, Alberto Garzón. Se trata de un documento que, además, genera en el sector del juego un sentimiento de "agravio comparativo" respecto a estas mismas actividades del Estado. 

¿El motivo? Básicamente porque la ONCE y las Loterías y Apuestas del Estado vuelven a quedar exentas de las restricciones horarias, de las fórmulas de patrocinio y de publicidad, etc. 

Un borrador que surgió tras una serie de "reuniones fructíferas" entre el Ministerio y las empresas del sector del juego: "Nosotros decíamos que estábamos de acuerdo con regular la publicidad del juego online. Y el ministro se iba a comprometer a equiparar juego público y privado". 

Un giro anunciado

"Avisó que el borrador se iba a endurecer, pero no que iba a ser casi una prohibición", comenta Landaluce. Desde Cejuego se muestran sorprendidos por haberse tenido que enterar por los medios. 

Aunque se trata de un cambio radical sobre el borrador anterior, esta nueva línea legislativa ya se había dejado ver durante el estado de alarma. Paula González de Castejón, socia de propiedad intelectual y nuevas tecnologías en DLA Piper, señala que "va muy en la línea de las limitaciones excepcionales durante el estado de alarma".

En concreto, el RD 11/2020 ya prohibía en su artículo 37 cualquier tipo de publicidad de promoción de juego durante el estado de alarma. Una medida que fue un "terremoto" para el sector, ya que tuvo que paralizarlo todo en cuestión de horas

El nuevo borrador ha seguido esta misma línea. González valora que el documento presentado "es muy expansivo", porque "no solo ha regulado de manera restrictiva".

Sin marcha atrás

"Es una apuesta personal del ministro y creo que va a salir adelante. Habrá mucho ruido pero no capacidad para modificarlo", estima la socia de propiedad intelectual y nuevas tecnologías en DLA Piper. Ante esto, el sector del juego todavía está valorando el impacto que esto puede tener en su actividad. "Nosotros hemos amanecido con esto", sentencia. 

Ignacio Triguero, abogado en Senn Ferrero Asociados, valora que en caso de confirmarse, "nos encontraríamos con unas restricciones similares a las que en su día se implementaron con el tabaco y que implican prácticamente una prohibición absoluta de este tipo de publicidad en el sector deportivo". De salir adelante, las empresas contarán con un margen de tres meses para adaptarse.

¿Y los patrocinios en curso?

"Lo más significativo ha sido el tema de los patrocinios, que parecía que era un tema que se salvaba", explica González. De entrar en vigor el decreto, los equipos de cualquier deporte no podrán colocar publicidad en sus camisetas.

Al tratarse de causas externas a la voluntad de las partes, no debería existir tampoco ningún tipo de penalización. Con la entrada en vigencia de esta nueva ley, los contratos terminan porque las actividad deviene ilícita. No obstante, influye la manera en la que está redactado cada contrato. De hecho, añade la socia de DLA Piper, "algunos contratos ya contemplaban esta situación".  

En este sentido, Triguero destaca la importancia de revisar cada caso para ver si "prevén algún tipo de mecanismo que permita restablecer el equilibrio entre las partes debido a un cambio normativo tan significante o bien una cláusula rebus que permita la resolución anticipada". 

Ante este panorama, cree el abogado de la firma Senn Ferrero Asociados que "los equipos tendrán, en principio, que buscar patrocinadores en otros sectores". Desde Cejuego todavía están valorando el impacto que esto puede tener en su actividad: "Estamos viendo las diferentes posibilidades que nos quedan".